Cepillarse el cabello, tradicional y muy efectivo.

Cepillar tu cabello correctamente resultará siempre en un cabello brilloso y saludable.



Es mucho lo que se dice sobre cómo debemos cepillarnos el cabello, es una costumbre muy tradicional, pero la mayoría no somos conscientes de lo importante que es para mantener un cabello saludable.

Puede parecer una acción algo anticuada, pero lo cierto es que sigue teniendo muchos beneficios que no se logran con otros tratamientos además de ser más cómodo y mucho más barato. Cepillar tu cabello correctamente resultará siempre en un cabello brilloso y saludable.

Cepillarse

Al cepillarnos, provocamos que la raíz segregue grasa, con la cual se lubrica el cabello; además, esto activa la circulación sanguínea del cuero cabelludo. Lo ideal es hacerlo por las mañanas y por las noches, de acuerdo con el tipo de cabello.

Pelo mojado

Evita cepillarte con el pelo muy mojado, sácale el exceso de agua y comienza a cepillar de las puntas hacia arriba. Si deseas desenredar tu cabello al salir de la ducha, utiliza un peine de dientes largos.

Cabello frágil

Si tu cabello es frágil y delgado, utiliza cepillos de pelo de jabalí.

Cabello rizado

Si tienes el cabello rizado, debe desenredarse con el acondicionador puesto y utilizar un peine de puntas gruesas y peinarlo mientras lo enjuagas para evitar que se enrede.

Cerdas de madera

Si el cabello es rebelde, puedes usar cepillos con cerdas de madera.

Aumentar el brillo

Para estimular y aumentar el brillo del cabello, el estilista nos recomienda utilizar cepillos planos de puntas de cerdas naturales.

No des tirones

El cepillado debe consistir en pasadas suaves con el peine o cepillo adecuado. Es importante no tironear y no ser brusca al cepillar, porque es una acción mecánica que quiebra la fibra.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla