Los dátiles, un excelente fruto con altísimo contenido en minerales.

¿Sabias que los dátiles son muy útiles para ayudar en numerosas enfermedades respiratorias?



Estos frutos de la palmera, cuya temporada natural es el invierno, reúnen una gran cantidad de beneficios saludables. Además, su agradable y dulce sabor convierte a los dátiles en casi una golosina para el paladar.

Su contenido en magnesio es el mayor entre todos los vegetales y además contiene mucho hierro, potasio y fósforo, complementando con un alto contenido en carbohidratos, lo cual permite su uso como edulcorante natural.

La infusión de dátiles hervidos permite solucionar enfermedades respiratorias como la bronquitis, y su capacidad para inducir la expulsión de mucosas del aparato respiratorio amplía su rango de acción notablemente. Por este motivo están especialmente indicados para combatir estados de agotamiento, anemia, estreñimiento y afecciones del estómago. Incluso, cocidos con leche, actúan como suavizantes de las vías respiratorias. De ahí que este producto remineralizante y energético resulte el aperitivo ideal para personas que practiquen deporte (sobre todo excursionistas, esquiadores o alpinistas), niños en edad de crecimiento, mujeres embarazadas o personas convalecientes.

Finalmente, podemos destacar su aprovechamiento como energizante. Su aporte nutricional es excelente para reponer energías tras una actividad física o mental, pues su aporte energético no sólo es físico, sino también cerebral.

Y como un dato curioso sobre los dátiles es que un pueblo que tradicionalmente ha mantenido como base de su alimentación los dátiles, ese es el árabe. Baste resaltar que los nómadas del desierto son capaces de soportar hasta tres días de caminata consumiendo un solo dátil.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla