10 Frutas para la temporada invernal



Aunque muchos creen que es durante el verano cuando los árboles ofrecen más frutos, en invierno también podemos encontrar una gran cantidad de frutas y es muy recomendable consumirlas no sólo porque su precio es menor, sino porque además estarán más frescas y eso nos garantizará aprovechar al máximo sus distintas propiedades y beneficios.

En estos meses abundan, especialmente, los cítricos que destacan por su gran aporte vitamínico, especialmente de vitamina C, tan necesaria para combatir el frío invernal.

Naranja

Esta es una de las frutas que aportan mayor cantidad de vitamina C, indispensable para nuestro organismo y que nos ayudará a aumentar las defensas, tan necesarias en los meses fríos. Además de comer naranjas directamente o en jugo, puedes también hacer mermelada o incluso jalea de naranja.

Limón

Otro de los cítricos que abundan en invierno es el limón, característico por su sabor ácido y a la vez refrescante. Los limones también aportan vitamina C, así como muchas otras vitaminas y minerales. Aunque no sea una fruta para comer tal cual, podemos usarla para preparar limonada así como una infinidad de platos o postres.

Mandarinas

Siguiendo con los cítricos, encontramos las mandarinas (también conocidas como clementinas) que no debemos confundir con las naranjas. Estas frutas también protegen principalmente contra los resfriados, debido a su gran aporte en vitamina C. Suelen gustar mucho a los niños.

Kiwi

Los kiwis contienen mucha fibra, así como también son un gran aporte de vitaminas (especialmente C y E). Tienen propiedades diuréticas, entre muchos otros de los beneficios que suponen para la salud. Puedes comértelo como desayuno, merienda, postre… pero también incorporarlo en tus platos, como en esta ensalada de kiwi.

Manzana

Esta fruta, aunque puede encontrarse casi todo el año, es propia de la época invernal. Las manzanas aportan fósforo, fibra, potasio, hierro y vitamina C. También ayuda a tener dientes sanos. Una gran idea es preparar manzanas al horno o hacer una rica y sencilla tarta de manzana.

Pera

Al igual que en el caso de las manzanas, las peras son una fruta que podemos consumir la mayor parte del año pero su momento de mayor producción y consumo es en invierno. Aportan fibra y muchas vitaminas, así como ácido fólico, taninos, y ácido caféico. Algunas ideas para prepararlas pueden ser las peras al vino o prepararlas en almíbar

Fresa

Las fresas son una fuente de vitaminas del grupo B, tales como vitamina B6, la niacina, la riboflavina, el ácido pantoténico y el ácido fólico. También poseen una considerable cantidad de vitamina C. Están cargadas de antioxidantes, por su contenido de fenoles. La antocianina es un tipo de fenol muy abundante en las fresas y que le proporciona su característico color. Es conocido también por sus poderosas cualidades como antioxidante natural que mantiene la salud de las células.

Piña

La piña es una fruta de origen tropical, que podemos consumir durante el invierno del hemisferio norte. Tiene muy pocas calorías, mucha agua, y también es rica en vitaminas y fibra. Puedes usarla así para preparar platos como brochetas de pollo con piña.

Guayaba

Otra fruta tropical que es más abundante en el invierno y que además tiene un muy alto contenido vitamínico. es una de las frutas con mayor contenido de vitamina C y es una fuente abuntante de provitamina A que ayuda a la piel y el sistema inmunitario. La Guayaba contiene 3 veces más antioxidantes que el limón o la naranja. Es especialmente adecuado para personas con diabetes por su contenido equilibrado en azúcares.

Chirimoya

Estas frutas contienen un 75% de agua, así como un alto contenido en fibra, vitamina C e hidratos de carbono (glucosa y fructosa), por lo que contiene muchas calorías debido al azúcar que lleva. A la vez, posee importantes propiedades diuréticas, pero aquí puedes ver detalladamente cuáles son los beneficios de la chirimoya.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla