¿Cómo lograr que tu esposo se vuelva a enamorar de ti?

¿Es posible que un hombre permanezca enamorado de su esposa?



Con el paso del tiempo el amor en el matrimonio va pasando a un segundo plano, y en muchos casos cae a una última instancia. Las mujeres en especial están siempre preocupadas por ese amor que se va desgastando.

No te preocupes, si la magia de los primeros años de matrimonio ha cedido siempre es posible recuperar el amor y el romance; pero algo muy importante es que no te concentres en eso, simplemente toma nota de los siguientes hábitos que puedes adquirir en tu vida y pronto notarás cómo tu esposo ya no querrá estar un minuto sin ti:

Se feliz y quiérete a ti misma

Para hacer feliz a los demás y en especial a tu esposo lo único que necesitas es ser feliz tú misma. Mientras vivas preocupada en agradar a los demás sin ser tú y sin buscar tu propia felicidad nunca harás feliz a nadie. Siempre debes ser una mujer feliz, siempre hacer lo que te gusta, sin sacrificar los intereses de la familia, siempre tener un tiempo para ti, para leer, para ir a la peluquería, para hacer ejercicio, para tomar café con tus amigas.

Juega

Un hombre siempre le da importancia a jugar por su misma naturaleza competitiva. Invéntate un plan en familia o para los dos; o simplemente en casa sorpréndelo, hazlo reír con unas cosquillas mientras miran la televisión, y verás cómo no se resiste a jugar contigo.

El contacto físico es primordial

Cuando dejas de abrazar y consentir te empiezas a acostumbrar y luego se te hace casi imposible hacerle una muestra de afecto a tu esposo. Despídete de beso, salúdalo con afecto cuando llegue de su trabajo o tú regreses a casa, tómalo de la mano al caminar por la calle. En fin, no dejes que como un bloque de hielo la distancia física se interponga entre ustedes. Si se ha perdido el contacto proponte recuperarlo poco a poco, con pequeñas muestras de afecto; un toque en su espalda o un roce en sus manos bastará para ir abriendo el camino nuevamente hacia la manifestación física del amor.

Detalles inesperados

Qué tal guardar secretamente un chocolate en un bolsillo de su chaqueta con una nota, o prepararle una rica cena sin que exista un motivo especial.

Además de su esposa, puedes ser su amiga

Escúchalo sin juzgar, entiende que es un ser humano diferente a ti y tiene derecho a pensar distinto a ti, no tienen por qué estar de acuerdo siempre, pero pueden manejar las diferencias. Evita caer en el exceso de reclamos y en la confrontación constante, intenta decir “Estoy de acuerdo contigo” o “Tienes razón”; acéptalo como es y ayúdalo con amor a crecer como persona.

No necesitas un manual de conquista, ni gastar todo tu dinero en lencería nueva, tan solo intenta cambios con estos sencillos comportamientos, y notarás que tu esposo vuelve a interesarse en ti, verás cómo su amor dormido despierta y te lo expresa en todo su esplendor.

Fuente: www.familias.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla