¿ Le estás dando el cuidado adecuado a tu piel ?

Si quieres que tu rostro luzca lleno de vida, ¿ Haz reflexionado si le estas dando el tratamiento y los cuidados necesarios de acuerdo a tu tipo de piel ?



En general tenemos la creencia que con ponernos cremas y mascarillas ya cumplimos, pero temo desilusionarte; porque esto no es así. Para que nuestra piel sea bella, también es necesario que nuestra dieta sea balanceada y sana, permitirnos el descanso suficiente, ejercitar nuestro cuerpo y complementar todo lo anterior con tratamientos, comenzando por la limpieza, para seguir con la hidratación y la nutrición. Para darle a tu piel el trato que se merece, lo primero que debes hacer es identificar de qué tipo es la tuya, para así poderte concentrar en sus necesidades.

Para conseguir tener una piel llena de vida, es importante que sigas 5 pasos básicos:

  1. Limpieza
  2. Exfoliación
  3. Tonificación
  4. Humectación
  5. Protección Solar

Aquí incluimos algunas sugerencia de mascarillas de acuerdo a tu tipo de piel.

Piel Seca

Se caracteriza por tener baja producción de grasa y ser delicada, susceptible a los cambios climáticos y al sol. Después de lavarla se siente tirante y se ve escamosa, inclusive en algunas ocasiones puede llegar a tener un matiz cenizo.

Mascarilla Humectante con Vitamina E
Rompe una cápsula de Vitamina E y úntala en todo tu rostro, inclusive en el área de los párpados. Repite la operación 2 veces por semana por las noches y tendrás un cutis maravilloso.

Piel Normal

Se caracteriza por tener una textura lisa y pareja, con tonalidad uniforme, sin manchas, los poros no son visibles, no posee zonas de grasa ni zonas secas.

Mascarilla Humectante de Papa.
Muele una papa chica con un poco de agua hasta formar un puré. Úntala en tu cara y da un masaje por 5 minutos y después enjuaga con agua tibia.

Piel Grasa

Se caracteriza por tener una sobreproducción de grasa, provocando la aparición de barros, espinillas y manchas (acné). Procura no exprimir los granitos.

Mascarilla Astringente de Pepino
½ pepino (quítale las semillas)
1 cucharadita de polvo de azufre (lo puedes conseguir en las farmacias)

Machaca el pepino y revuelve el azufre. Aplica sobre el rostro dando un ligero masaje, evitando el área de los ojos. Deja actuar por 30 minutos y enjuaga con abundante agua fría. Utilizarla una vez por semana.

Piel Mixta

Consiste en una combinación de piel seca y piel grasa en el mismo rostro, situándose la parte grasa en la frente, nariz y barbilla (zona T) y las partes secas en las mejillas y alrededor de los ojos.

Mascarilla de Melón
Machaca un trozo de melón y aplícalo sobre tu rostro. Déjalo actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Pero no olvides, que en todos los tipos de piel deberás limpiar, humectar, exfoliar, nutrir y usar protección solar


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla