¿Por qué somos más propensos a resfriarnos en época de frío?

Bien lo dicen las abuelas... ¡ Tápate la nariz !



Una investigación de Universidad de Yale, en E.U.A, liderada por el profesor de inmunobiología Akiko Iwasaki, ha mostrado que la mayoría de los rinovirus, responsables del resfriado común, se reproducen de manera más eficiente en las temperaturas frías. Los resultados de la investigación muestran que el virus se reproduce más cuando la temperatura de la nariz es menor a la temperatura regular del cuerpo, lo que normalmente sucede en los días fríos.

Iwasaki condujo su estudio en células extraídas de las vías respiratorias de ratones, llamadas células epiteliales respiratorias. Estas células son las que forman el revestimiento de la nariz y de otras vías respiratorias, por lo que son el uno de los objetivos principales de las infecciones por rinovirus. Para esparcir la infección el virus debe entrar a estas células en donde empezará a producir copias de sí mismo.

A pesar de que es sabido que los virus de la gripa prefieren alrededores fríos en la nariz, el estudio explica mucho más claramente este comportamiento. Los resultados del estudio muestran que la respuesta inmunológica del cuerpo en contra de los virus es menor cuando la cavidad nasal esta fría. La infección avanza en la nariz más que en los pulmones porque estos, los pulmones, están a una temperatura mayor.

Los investigadores de Yale descubrieron que cuando un virus invade las células que están más calientes, éstas producen más interferones -un grupo de proteínas que sirven de protección- para bloquear la propagación del virus. Los interferones alertan a las células sanas y activan la respuesta inmunológica, sobre todo sí existe el antecedente de vacunación previa contra influenza gestacional. (por ello es también muy importante vacunarse). Cuando las células están a una menor temperatura, este sistema de alerta es menos eficiente y el virus puede propagarse con mayor facilidad.

Es justamente la propagación del virus, favorecida por la baja temperatura en la nariz, lo que ocasiona el escurrimiento nasal, los ojos irritados, los estornudos y el malestar general.

Los resultados, reafirman la creencia de que una de las mejores formas de evitar un resfriado es taparse bien en épocas de frío, sobre todo nariz y boca, consumir frutas que contengan vitamina C y evitar cambios bruscos de temperatura. También ponen de manifiesto la importancia de vacunarse cada año entre los meses de octubre y noviembre contra la influenza. Para mayor información acerca de la vacuna, consulta a tu médico.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Dr. José Manuel Delgadillo Avendaño

Tejocotes No. 216, 4o. Piso, Despacho 401.
Col. Del Valle.
México, Distrito Federal, México
Tel. (55) 5273-0055

Es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México. Tiene especialidades en Pediatría, Neonatología y Endoscopia. Es profesor titular de Endoscopía Neonatal en la Facultad de Medicina de la UNAM.

Ha colaborado como especialista en Neonatología, Endoscopia Neonatal y Endoscopia Respiratoria en diversos hospitales e instituciones públicas y privadas como el Instituto Nacional de Perinatología.

Actualmente colabora en la Unidad de Cuidados Intermedios Neonatales del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre y es miembro de la Academia Mexicana de Pediatría, A.C.