Propósitos de Año Nuevo, ¡Cómo si cumplirlos¡



Para la mayoría el comienzo de un Año Nuevo es también el inicio de una etapa propicia para cambiar, renovar y modificar actitudes, es por esto que cuando se acerca la noche vieja muchos deciden hacer un listado de los propósitos para los meses venideros, pero la realidad es que un importante porcentaje ya en Febrero ha olvidado todo lo que se ha propuesto, lo que ocasiona en algunos gran frustración.

Está claro que no hay nada mejor que trabajar para mejorar aquellas cosas negativas de nosotros, pero una de las razones por las que resulta difícil cumplir los propósitos de Año Nuevo es porque solemos hacer una lista con demasiadas cosas, que luego no tenemos la capacidad de cambiar, por eso concéntrate en algo verdaderamente importante y has de eso tu único propósito.
La clave es elegir pocas metas en vez de muchas, y escoger algún propósito que sea importante para ti. Da pequeños pasos en la búsqueda de cumplir el objetivo. Recuerda que para lograr lo que quieres siempre tendrás que esforzarte, esta no es la excepción.

Concéntrate en propósitos que puedas lograr cumpliendo pequeñas metas cada día. “Voy a ser más paciente”, nadie se despierta un día y pasa de no tener paciencia a tenerla, lo que si es realista es hacer cada día pequeñas acciones que nos lleven a obtener el fin de hacernos más pacientes tras un tiempo, se trata de trabajar de a poco en nuestra propia evolución y nunca olvidar que deseamos cumplir nuestro propósito para ser mejores personas.

Toma medidas para recordar tu propósito, algunos deciden pegarlo en la nevera, otros en un post-it, lo cierto es que siempre es una buena estrategia escribir el propósito en un lugar que puedas ver para recordarlo de vez en cuando.

Te damos algunos consejos, para que puedas cumplir tu propósito o propósitos para este 2015:

  • El trabajo comienza en tu mente.
  • Comienza con metas realistas.
  • Establece objetivos a corto plazo.
  • Detecta tus debilidades y se consciente.
  • No esperes milagros.
  • No temas buscar ayuda.
  • Fortalece tu autocontrol.
  • Ve poco a poco.
  • Olvida las excusas.
  • Enfócate en los beneficios.
  • Entiéndelo como un estilo de vida.
  • Se realista con los resultados.
  • Concéntrate solo en un aspecto.
  • El cambio se logra cada día.
  • Aprende de tus errores y experiencias.
  • Paciencia, paciencia y más paciencia.

Recuerda, todo cambio por más pequeño que sea, requiere de planificación y esfuerzo, pero estamos seguros que tú podrás lograrlo. ¡Feliz año!


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla