Alimentos engañosos para cuando estas a dieta.



Hay algunos alimentos que tienen fama de ser saludables o de bajas calorías y esto no siempre es realmente así; si lees la letra chica de la información nutricional, te darás cuenta de que muchos de los que pensabas que eran ‘saludables’, esconden una cantidad peligrosa de sal, azúcar o grasa. Hay casos en que combinados con aderezos, salsas, etc., aportan igualmente muchas calorías o sodio, nada sano para el organismo.

Infórmate bien para poder distinguir la próxima vez que vayas de compras. Algunos ejemplos son:

1. Sushi

Muchos famosos juran mantenerse comiendo sushi, pero probablemente no se refieren al sushi comercial y más bien a las opciones sencillas: con pescado crudo rico en omega-3. Los rollitos con mayonesa picante, queso crema o fritos al ‘tempura’ suman calorías y grasa. Además la salsa de soya tiene mucho sodio. Consejo: pide salsa de soya ‘light’ y arroz integral, prefiere las recetas tradicionales.

2. Granola

Tiene fama de saludable por ser buena fuente de energía, pero no para los que buscan perder peso. Salvo la versión casera que no lleva mucha azúcar, la comercial (como la Quaker) tiene muchísimas calorías, azúcar y aceite de coco. Una taza: 420 calorías y 12 gramos de grasa.

3. Requesón (cottage cheese)

Se ha recomendado para bajar de peso por sus pocas calorías y alto porcentaje de proteína que ayuda a mantenerte satisfecho por más tiempo. El lado oscuro del requesón: puede ser malo para la presión por su alto contenido de sodio. Una taza ‘light’ puede tener hasta 900 mg de sodio, 35% de lo recomendado en un día.

4. Ensalada César

Ensalada no siempre es sinónimo de dieta. La lechuga, el pollo y el queso parmesano por su cuenta son buenos, pero mezclado con el aderezo cremoso y crutones le suma grasa y calorías. Una porción grande puede tener hasta 900 calorías y 60 gramos de grasa ¡más que una hamburguesa doble! Consejo: pídela sin crutones y cuidado con el aderezo, no use mucho y de preferencia que sea ‘light’.

5. Panes dulces integrales o con frutas

La palabra ‘integral’ no es suficiente para que pasen la prueba. Muchos los comen con el café en el desayuno, pero no son más que golosinas con azúcar y grasa de más. Un pan de calabaza en Dunkin Donuts tiene 650 calorías y 29 gramos de grasa. No es bueno comenzar el día con tanta azúcar en la sangre.

6. Bebidas deportivas (hidratantes)

Son las bebidas preferidas de los deportistas para recuperar las sales y los electrolitos que pierdes durante el ejercicio. Pero a pesar de sus ventajas, puede contrarrestar el esfuerzo que hiciste en el gimnasio: una botella tiene 158 calorías (32 gramos de azúcar). Consejo: métele una rodaja de limón a tu botella de agua.

7. Pepinillos encurtidos (pickles)

Tan sólo un pepinillo puede tener hasta 830 mg de sodio, más que una bolsa de papitas fritas. Mucha sal en la dieta eleva la presión. La hipertensión es conocida como ‘asesina silenciosa’ porque no muestra síntomas y es una de las mayores causas de muerte en el país.

8. Barras de cereales

Se convirtieron en “el mejor amigo” de quienes van al gimnasio: las venden en cada esquina y prometen ser “sinónimo de vida saludable”. Pero una barrita de Nutri-grain de Kellogs, con frutos rojos, tiene 140 calorías, 13 gramos de azúcar y NADA de proteína. Mejor, cómete una manzana.

9. Salsa ó Dip de supermercado

Nunca basta con comerse una cucharadita de salsa para picar, a esto agrégale las papitas y tendrás una montaña de pura sal. Un frasco del supermercado tiene 230 mg de sodio ¡en cada bocado!

10. Galletas de arroz

Son casi un sinónimo de dieta y unas aliadas de la figura por ser bajos en calorías y grasa. Pero estas galletitas insípidas, no aportan nada bueno en cuanto a vitaminas, proteínas, fibra o sabor. Por muy pocas calorías que tengan, son un gasto innecesario de calorías que podrías reemplazar por vegetales o frutas.

11. Sopas en lata

Las sopas a base de consomé son opciones saludables y buenas fuentes de vegetales. Las malas, son las que vienen en lata porque suman una gran cantidad de sodio, bomba para la presión arterial. Una lata puede tener hasta 900 mg de sodio. Consejo: prepara tu sopa en casa o busca las versiones con menos sodio.

12. Café Latte

Beber un “Latte” está de moda en las ciudades de negocios, donde todos corren con el vaso en la mano. Pero con más leche que café, puede llegar a tener de 204 calorías (en un vaso de 340 gramos) hasta 340 (vaso de 20 onzas). Consejo: pide leche descremada y un tamaño más razonable.

13. Chips de plátano

La premisa de consumir más y más frutas a veces puede confundir. Como sucede con los chips de plátano. Una porción (85 gramos) suma 441 calorías, 44% de grasas y 30 gramos de azúcar. Consejo: si la idea es comer fruta, ¡come un plátano, una manzana o una naranja frescas!


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción