Comer chocolate tiene sus beneficios.

El chocolate es uno de esos placeres de la gastronomía que te brinda grandes beneficios. Lo puedes encontrar en diferentes presentaciones y con diferente contenido de cacao y leche.



El chocolate y sus derivados contienen elementos altamente nutritivos: proteínas, carbohidratos, minerales y vitaminas. Además de ser riquísimo.

De acuerdo a los especialistas lo mejor es elegir un chocolate que contenga al menos un 65% de cacao, pues en muchos casos se le agregan demasiadas azúcares y grasas poco saludables. Los expertos recomiendan el chocolate negro ya que es rico en antioxidantes, tiene diversos beneficios para la salud que lo sitúa dentro del grupo de alimentos recomendables para tu dieta.

El chocolate contiene una serie de componentes con propiedades euforizantes y estimulantes, como la feniletilamina -perteneciente a la familia de las anfetaminas-, la cual actúa en el cerebro desencadenando un estado de alegría y bienestar emocional. Eso explica porque algunas personas experimentan cierta necesidad de comer chocolate en momentos en los que se sienten tristes o afligidos.

Los componentes naturales del cacao ayudan a relajar las arterias haciendo que la presión arterial disminuya.

La evidencia de que el chocolate negro puede jugar un papel importante en la prevención del cáncer es limitada pero creciente.
Se ha demostrado que personas que ingieren muchos flavonoides o chocolate rico en antioxidantes desarrollan menos cáncer que los que no lo consumen. De los flavoniodes que contiene el chocolate la epicatequina y la quercetina, son responsables de las posibles propiedades anticancerígenas.

También debido a su contenido de flavonoides, el chocolate ayuda a mejorar la visión porque esos componentes mejoran el flujo de la sangre al cerebro, mejorando así el flujo sanguíneo a la retina.

La teobromina, la cafeína y la feniletilamina son componentes que contribuyen a estimular nuestras capacidades cognitivas.

Aunque no es recomendable para personas con sobrepeso y/o alguna patología asociada como puede ser la diabetes, si tu dieta lo permite, puedes consumir chocolate todos los días -en pequeñas cantidades, claro-.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla