¿Conoces la dieta saludable según Harvard?



Investigando sobre la manera de comer más saludable me encontramos que un grupo de expertos de Harvard presenta el “Healthy Eating Plate”, una propuesta novedosa que substituye la tradicional y tan difundida pirámide nutricional.

Durante los últimos años han surgido diversas iniciativas relacionadas con una alimentación más sana, especialmente porque una dieta sana es indispensable para combatir la obesidad y la diabetes. Esta recomendación, cuidadosamente analizada por los expertos de Harvard, es una excelente propuesta que debes tener en cuenta para alimentarte mejor y de forma mucho más saludable.

Esta guía se presenta de manera detallada, en un formato simple, para ayudarnos a tomar mejores opciones a la hora de comer. Se trata de un plato dividido en partes que nos indica que alimentos consumir más o incluir en mayor cantidad en nuestra ingesta diaria y cuales debemos consumir menos.

dieta-saludable-harvard

La primera parte está formada por las verduras, que deben aportar alrededor de un tercio de las calorías totales de la dieta. Deben ser preparadas y cocinadas con grasas sanas, por ejemplo con el aceite de oliva, evitando en lo posible el empleo de grasas menos saludables: mantequilla, ciertas grasas vegetales como las de coco o palma y, por supuesto, las grasas trans.

Sin embargo, dentro de este grupo de verduras recomendables -que, por cierto, debería ser lo más variado posible- ha de consumirse con moderación la papa, ya que tiene mucho almidón que produce en el organismo algunos efectos similares a los cereales refinados y al azúcar. Esta limitación aplica tanto para las papas fritas como para las cocidas.

La segunda clase de nutrientes, los cereales integrales, debe suponer un cuarto de las calorías totales de la dieta. A evitar, en lo posible, los refinados, como el arroz y el pan blanco. La misma proporción de calorías -un cuarto- deberían suponer las proteínas saludables. Sobre todo, pescados y aves, y disminuir el consumo de las carnes rojas y las procesadas.

La tercera parte de la dieta debe estar compuesta por frutas variada y de diferentes colores ya que así se garantiza la ingesta de los diversos nutrientes que requiere nuestro organismo. Por lo que respecta a los lácteos, esta dieta es más restrictiva que otras, pues aunque de ninguna manera prohíbe el consumo de lácteos, si recomienda limitarse a una o dos raciones diarias de leche o sus derivados.

Por último, en lo referente a la bebida, aconseja limitarse a agua, té o café, sin azúcar o con poca cantidad de ella. Y, por supuesto, evitar las bebidas azucaradas, que contribuyen en gran medida a la aparición de la obesidad y la diabetes.

Aunque no sea propiamente parte de la dieta, los expertos de Harvard no pueden evitar recomendar la actividad física, a la que atribuyen ni más ni menos que la mitad del éxito a la hora de controlar el peso.

La dieta o plato saludable presentado por Harvard no define un cierto número de calorías o porciones diarias de cada grupo de alimentos. En lugar de eso, nos indica las proporciones o porcentajes que debemos comer diariamente de cada uno de los 4 grupos alimenticios a fin de lograr una nutrición adecuada, balanceada y por tanto saludable.

Tómala muy en cuenta a la hora de decidir tu menú cada día.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla