¡Exfolia e hidrata tu cuerpo en 4 pasos!

Siempre nos preocupamos por el cuidado de nuestra cara… ¡Y el cuerpo también se lo merece!



Para tener una piel saludable, fresca y radiante es necesario exfoliarla regularmente para eliminar las células muertas que impiden una buena regeneración de la piel.

Para empezar el tratamiento de exfoliación es recomendable que lo hagas una vez a la semana y después ir ampliando el tiempo entre sesión y sesión hasta hacerlo una vez al mes.

4 sencillos pasos para lograrlo.

1. Puedes utilizar un exfoliante corporal de la marca de tu preferencia o puedes crear tu propio exfoliante con los siguientes ingredientes:

• 7 cucharadas soperas de azúcar
• 5 cucharadas soperas de aceite de almendras

También puedes utilizar aceite para bebé o aceite de olivo.

2. Aplica el exfoliante en la piel húmeda, lo más recomendable es hacerlo en la ducha o en la tina. Aplícalo en todo el cuerpo dando un masaje suave. Nunca uses un exfoliante para el cuerpo en tu cara, ya que estos son muy fuertes para el rostro.

3. Para las zonas ásperas como los codos y los talones puedes utilizar una piedra pómez. Tallando suavemente mejoras la textura de estas áreas.

4. Al salir de la ducha humecta tu piel con una crema corporal que tenga los ingredientes necesarios para tu tipo de piel.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción