¡No sufras! Te damos tips para aguantar más tiempo los tacones

Usar tacones no debe ser un terrible sufrimiento.



El tema de los tacones tiene mucho camino por recorrer,  esta vez no las guiaré para elegirlos, sino para aguantarlos.

Partiendo de esto, mido que hay dos tipos de mujeres aquí: las que están acostumbradas a usar tacones y las que no tanto. Estos tips que te daré aplican perfectamente para ambas, así que comencemos:

  • Si compras unos zapatos para la boda de tu prima, no los estrenes hasta la boda. Pruébalos un par de veces antes para asegurarte de que no te sacarán ampollas ni llorarás de dolor a los pocos minutos de haberlos comenzado a usar.
  • Mientras más flexibles sea la tela de los tacones, más cómodos van a ser.
  • Si notas que te quedan muy apretados, puedes probar metiéndoles bolsas de agua y congelarlos. Suena raro, pero el agua congelada se expanderá y hará que el zapato se ensanche un poco más.
  • Si por el contrario, el zapato te queda más grande, ponle unos algodones al final, que queden debajo de tus dedos, sino todo tu peso caerá sobre ellos y será tan incómodo como doloroso.
  • Si no puedes aprovechar para estar sentada estando en tacones, entonces camina; es más recomendable y menos doloroso que estar parada quieta sin pasar el peso de un pie a otro (y siéntate en cuanto te sea posible).
  • Los zapatos nuevos tienden a ser resbalosos. Esto es porque la suela es lisa y no hace fricción al caminar. Puedes rasparlos en la suela contra el piso o con unas tijeras para que tengan un mejor agarre y estés segura allá arriba.
  • Procura tener los pies bien hidratados para no crearte rozaduras. Si tu pie está bien hidratado y de cualquier modo te lastima, intenta ponerle crema al zapato por dentro para poder ablandarlo y que se adapte mejor a tu pie.

A todas nos gusta tener zapatos bonitos, hay que encontrar la manera de que sean bonitos y cómodos a la vez. Por supuesto que esto también implica cuidarlos y no dañarlos o aventarlos, para evitar que se deformen y nos duren (un zapato cómodo y bonito es muy difícil de conseguir así que cuídalo). Limpia los zapatos regularmente, guárdalos en un lugar limpio y seco y de preferencia en su propia caja donde podrás estar segura de que nada lo maltratará o deformará. Utiliza un trapo suave y lee las instrucciones de uso en las lengüetas para los materiales correspondientes.

Ahora, ¿Por qué tantos consejos para usar un zapato alto e incómodo? Bueno, pues los zapatos de tacón estilizan nuestro cuerpo, ejercita tus pantorrillas, alarga tu figura y le da a tus piernas apariencia de ser más largas, cambia inmediatamente un outfit casual por sofisticado y el contoneo al caminar es uno más coqueto y femenino.

Es posible cuidar de tu salud y estilo a la vez; una mujer sana y linda jamás está demás.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción