Tener amigos tiene efectos positivos para la salud

Las buenas amistades nos ayuda a vivir más y mejor.



En estas fechas está próximo a festejarse el día de “El Amor y la Amistad” o día de “San Valentín”, me surgió la duda sobre si las amistades tienen algún beneficio directo sobre la salud.

La amistad bien llevada, es una actividad que permite generar nuevas posibilidades para ser felices y tiene importantes resultados en la terapia contra estrés, la tristeza y la infelicidad. ¿Quién no ha sido alguna vez consolado por sus padres, hermanos o amigos? O ¿Quién no ha consolado a alguien en su dolor? Esta interrelación de la familia y los amigos, es muy saludable para nuestro fortalecimiento emocional dotándonos de seguridad, de esperanza, de ganas de vivir y por ende contribuye a que seamos más felices.

Una amistad duradera mejora nuestra percepción positiva de la vida, pero además se ha demostrado también científicamente que tiene un impacto importante en nuestra salud..

Tras realizar un seguimiento a 1.500 personas durante una década, científicos australianos llegaron a la conclusión de que en las personas con un amplio círculo de amigos el riesgo de fallecer se reduce un 22%. “Estar conectados con otros es esencial para vivir más años”, concluyeron los investigadores en la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

Es muy importante el papel que juegan los amigos de la infancia. Por un lado, según un estudio publicado por Annals of Behavioral Medicine evita la obesidad ya que, “la socialización actúa como sustituto de la comida” evitando así el abuso de alimentos que favorecen el sobrepeso. A su vez, Russ Jago, de la Universidad de Bristol (Reino Unido), comprobó que la actividad física de los niños incrementa cuando juegan con sus mejores amigos. Además, la depresión en la infancia está vinculada a la falta de amigos, según comprueba William Bukowski en una investigación publicada en la revista Development and Psychopathology.

Investigadores de la Universidad de Brigham Young en los Estados Unidos concluyeron, después de estudiar a 300 mil personas durante siete años, que la falta de relaciones interpersonales equivale a fumar más de 15 cigarros al día o tomar seis vasos de bebidas embriagantes diariamente. Los investigadores afirman que la ausencia de amistades es peor para la salud que llevar una vida sedentaria e inclusive más mala que ser alcohólico. Este estudio también reveló que las relaciones afectivas funcionan como una barrera protectora, ya que activan el sistema inmunológico y pueden reducir el riesgo de sufrir hipertensión.

Así que independiente a todos los beneficios que se ha comprobado que tener amigos mejora nuestra salud, recordemos que tener amigos nos aporta satisfacción plena, favorece nuestra integración social, recibimos y damos compañía sincera, aportando apoyo y seguridad en los momentos difíciles.

Dice una antigüo provervio sueco: “Una alegría compartida se transforma en doble alegría; una pena compartida, en media pena”.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla