Razones por las que debes incluir la Chía en tu alimentación



La chía fue descubierta hace 3500 A.C y formaba parte de la alimentación de los aztecas, incas y mayas por sus propiedades nutricionales, medicinales y ser considerada una fuente de energía, podían aguantar jornadas largas solo con una o dos cucharadas de esta semilla.

En los últimos tiempos ha cobrado importancia en la dieta de muchas personas; esto gracias a sus componentes como: Omega 3, antioxidantes, fibra, proteínas y minerales que ayudan a combatir y prevenir enfermedades degenerativas, enfermedades de las articulaciones, obesidad, enfermedades cardiovasculares; entre otros beneficios para la salud.

Estas son las razones por las que debes agregar las semillas de chía en tu alimentación:

Por su contenido en fibra tanto soluble, como insoluble la chía tiene propiedades para reducir el colesterol, triglicéridos y la glucosa previniendo la diabetes; y si de bajar de peso o problemas de obesidad hablamos esta semilla puede ayudarnos a controlar los antojos, es fácil de digerir, crea una sensación de saciedad y puede ayudar a reducir el hambre.

Tiene 3 veces más antioxidantes que los arándanos. Contiene magnesio, manganeso, zinc y complejo de vitamina B que son útiles para reforzar el sistema inmunológico y a mejoran la actividad de las células, también ayudan a prevenir enfermedades degenerativas como algunos tipos de cáncer y problemas nerviosos.

Por su alto contenido en Omega 3 y Omega 6 (grasas insaturadas) las semillas de chía protegen nuestro sistema cardiovascular. La Asociación Americana del Corazón recomienda que las personas que padecen cualquier problema del corazón, tengan en su dieta una variedad de alimentos ricos en ácidos grasos como el Omega-3. Al mismo tiempo reducen el colesterol y los triglicéridos de la sangre, regula los procesos inflamatorios aliviando la inflamación, artritis y dolor de articulaciones. Y por si fuera poco este ácido graso nos favorece para mantener con brillo el pelo y la piel.

Al contener proteínas, vitaminas y minerales nos da un extra de energía, trabajando estos componentes juntos hacen un equilibrio de azúcar en la sangre y nos mantiene con energía constante.

Es de 6 a 10 veces más rica en calcio que la leche, mineral que es esencial para la fortaleza ósea.

Las semillas de chía absorben agua, así que comer antes de ir a correr o al gimnasio puede ayudar a retener el agua por más tiempo y mantenerte hidratada.

Desintoxica y elimina radicales. La semilla de la chía limpia el colon, absorbe y al mismo tiempo ayuda a eliminar toxinas. La chía es un buen remedio para el estreñimiento.

Tiene un sabor neutro y puedes añadirla sin cambiar el sabor tus recetas en zumos, licuados, agua de frutas, sopas, yogurt, cereales, ensaladas. También se puede añadir a postres como galletas, panes y pasteles. De hecho la puedes combinar casi con todo.

El consumo recomendable de chía es de 25 grs. al día o dos cucharadas soperas. Al excederte puede que tu cuerpo lo resienta.

Estas semillas las puedes encontrar en tiendas naturistas, tiendas de autoservicio y tiendas orgánicas. Son de bajo costo.

Yo procuro tomarme un vaso de agua natural con una cucharada de chía diario o agregarla en el agua de fruta que acompañara mi comida, para los días de calor resulta ser muy fresca!


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla