Tips para un bronceado perfecto



No tenemos que tenerle miedo al sol debido a  los daños que nos puede causar. Con los cuidados necesarios podemos disfrutar de él y de ese color tan lindo que nos deja.

Si vas a ir a la playa próximamente o cualquier fin de semana puedes aprovechar el jardín o el roof garden para relajarte y tomar un buen baño de sol. Te recomiendo seguir estos pasos para preparar tu piel para un bronceado perfecto y saludable.

Antes del viaje…

  • Consume alimentos ricos en carotenos y betacarotenos como zanahorias, espinacas, pimiento, nabos y lechuga romana.
    Tip: Tomate un jugo de zanahoria por las mañanas, contiene caroteno y melanina que es la que le da color a la piel, obtendrás un tono perfecto y más rápido. Te recomiendo tomarlo 15 días antes de tu viaje para que tenga un buen efecto.
  • Consume alimentos ricos en vitamina A, E, B y calcio: salmón, nueces, papaya, duraznos, limones para evitar la descamación y deshidratación de la piel.
  • Exfoliate una semana antes del viaje para retirar todas las células muertas y tu bronceado dure un poco más.
  • No olvides mantenerte humectada con las cremas que utilizas diariamente, para que tu piel este preparada para la exposición al sol.

Durante el viaje…

  • Las horas recomendables para broncearte son: antes de las 1pm y después de las 5 pm, ya que son las horas menos perjudiciales.
  • Lo más recomendable es exponerte al sol de forma gradual, por lo que en caso de que vayas a tomar el sol durante varios días, lo mejor es que el primer día, no sobrepases los 20 min. Luego se podrá ir ampliando un poco cada exposición según vayan pasando los días.
  • En 1980, la comunidad científica comenzó a acumular evidencia de que la capa de ozono estaba reduciéndose. La reducción de la capa de ozono aumenta el nivel de radiación ultravioleta que llega a la superficie de la tierra, lo cual, a su vez, puede aumentar las probabilidades de sobreexposición a los rayos ultravioleta y problemas de salud posteriores.
  • Utiliza bloqueadores solares no con menos de 15 SPF para que los rayos solares no perjudiquen y dañen tu piel. Evita los aceites sin protección, ya que estos aceleran el envejecimiento prematuro.
  • Si tienes manchas o marcas de acné lo mejor será proteger tu rostro con un filtro solar adecuado para tu piel y con una mayor protección.
  • Cambia de posición cada 10 minutos para obtener un tono parejo en todo el cuerpo.
  • Toma agua durante el bronceado para que tu piel no se deshidrate.
  • No olvides humectar tu piel después de broncearte. Puedes usar alguna crema que tenga Aloe Vera para refrescar tu piel.

Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla