Tiras caseras para los puntos negros

Los puntos negros son granitos que no tienen piel sobre ellos. Como no hay piel, están abiertos al aire, su capa superior se oxida y por eso se vuelven de color negro oscuro. Afortunadamente, hay muchas maneras de deshacerse de ellos.



Los puntos negros no aparecen solo durante la adolescencia. Si tienes una piel que produce demasiado cebo y además no la limpias de manera adecuada, hay más posibilidades de que aparezcan. Eliminarlas requiere de tiempo y dedicación, pero, sobre todo, paciencia.

Encontré una manera muy fácil, barata y efectiva para eliminar los puntos negros de la nariz. A continuación te explico cómo.

Ingredientes:

1 cucharada de gelatina neutra en polvo

1 cucharada de leche descremada o como mucho semidescremada

Procedimiento:

En un recipiente coloca la cucharada de gelatina y la cucharada de leche – las cucharadas del mismo tamaño-
Revuélvelo bien y calienta por 10 segundos en el micro.

Aplícalo primero en el antebrazo o cuello para hacer una prueba de alergia, si no notas nada raro en tu piel, es momento de llevarlo a tu nariz.

Cuida que no esté muy caliente, y con una brocha, puede ser la que usas para la base de maquillaje o de pintura, aplícalo en tu nariz de manera uniforme.

Déjala durante 10 minutos o hasta que se seque, y retírala jalando hacia arriba, hazlo con cuidado pues no estás depilando el área.

De inmediato notarás que los poros están limpios, puedes limpiar con una toalla mojada los restos de la mascarilla y listo.
¡Nunca te olvides de humectar tu rostro! Recuerda que una vez que hayas logrado eliminar los puntos negros, debes seguir manteniendo esa rutina para que no te aparezcan de nuevo. Intenta hacer que tus poros estén limpios y “cerrados”. Para ello hay que lavar el rostro con agua fría todos los días.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla