Beneficios del Guante de Crin

El guante de crin puede ser un aliado muy importante para mejorar el aspecto de tu piel.



El guante de crin es un tipo de manopla de textura rugosa fabricada principalmente de esparto que al frotar la piel, permite eliminar todas las células muertas, exfoliándola en profundidad y dejándola igual que si se hubiera sometido a un peeling corporal.

Entre sus efectos más importantes, destaca su acción drenante ya que mediante movimientos circulares se logra reactivar la circulación sanguínea y limpiar la dermis, lo que convierte al guante de crin en una buena solución para combatir la celulitis y lucir una piel más lisa y suave. Además, es ideal para eliminar imperfecciones y reafirmar la piel de aquellas zonas en la que está más flácida.

La mejor manera de utilizar el guante de crin es en la ducha, mientras el agua caliente cae sobre tu piel. Nunca lo utilices sobre la piel seca, puesto que los resultados pueden ser muy perjudiciales. La piel se frota con el guante realizando masajes circulares para eliminar las células muertas, por lo que es muy importante que luego utilices una esponja normal para acabar de retirar los restos y que al salir de la ducha apliques sobre la piel crema hidratante.

A pesar de todas las ventajas que tiene, lo ideal es usar el guante solo una vez por semana y si tienes la piel seca, es necesario que limites mucho más su uso.

También te sugerimos que el guante sea de calidad y en caso de que tu piel sea muy sensible, usar en su lugar una de esas esponjas que contienen un lado con fibra y de textura similar a la de un estropajo, pero que no son tan agresivas como el guante de crin.

Para que tu piel quede bien nutrida y se vea radiante, al salir de la ducha aplica una crema hidratante corporal o una loción reafirmante, según prefieras. Lo importante es mantener la piel hidratada en todo momento.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla