Bicarbonato de sodio y sus múltiples beneficios

Bicarbonato de sodio, el resultado de las cenizas de algunas plantas, es un remedio natural para cuestiones relacionados con la salud, la limpieza o la higiene personal. Es muy fácil de encontrar, usar, es barato y ecológico.



El bicarbonato de sodio es un elemento que se utiliza con frecuencia en la cocina, pero tiene otros usos que no son tan conocidos, varios de ellos para mejorar nuestra salud.

La principal función del bicarbonato de sodio es como neutralizador de ácidos. En el cuerpo humano-cabe mencionar que no todos los organismos son receptivos a sus beneficios te sugerimos consultes a tu médico antes de ingerirlo-, neutraliza la acidez de ácido clorhídrico del estómago y por lo tanto es un potente antiácido. Los científicos a menudo lo utilizan en los laboratorios, debido a sus propiedades neutralizantes.

Tiene propiedades antibacterianas y también combate los hongos.

El bicarbonato o carbonato es un excelente remedio casero para neutralizar los olores, pudiéndose poner un poquito en neveras o refrigeradores, zapatillas deportivas, etc.

Exfoliante para rostro y cuerpo, sólo tienes que mezclar tres partes de bicarbonato de sodio con una parte de agua. Frota suavemente sobre tu rostro o cuerpo con movimientos circulares para exfoliar tu piel, luego enjuaga.

Para la higiene bucodental el bicarbonato se puede utilizar para hacer enjuagues y gárgaras -1/2 cucharadia en 100 ml de agua- o utilizarlo como pasta de dientes para eliminar la placa dental y blanquear los dientes -no usar más de 2 veces por semana porque podría afectar al esmalte-.

Se pueden eliminar los hongos de los pies (pie de atleta) frotando la zona con bicarbonato y agua.

Alivia el cansancio de tus pies, sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Frota suavemente y relájate durante unos minutos, ¡notarás el alivio enseguida! Puedes agregar algunas gotas de aceite esencial de lavanda para un relax total.

Toma un baño desintoxicante, añade ½ taza de bicarbonato de sodio a la tina: neutralizarás los ácidos de la piel, aliviarás dolores, comezones y al mismo tiempo desintoxicarás tu cuerpo. Puedes agregar también ½ taza de vinagre de manzana para un baño spa. Tu piel quedará muy suave. -Ventaja adicional: se limpiará la bañera y el desagüe-

Trata las picaduras de insectos, prepara un bálsamo con un poco de bicarbonato de sodio y agua, luego aplica la pasta sobre la picadura, ayudará a aliviar la comezón. También puedes intentar frotar el polvo seco sobre tu piel. Sirve para erupciones pruriginosas y el contacto con hiedra venenosa.

Dermatitis del pañal, con una pizca de bicarbonato de sodio en el agua de la bañera ayuda a reducir la irritación en la piel y proporciona un alivio rápido del bebé.

Como verás, es muy recomendable tener siempre algo de bicarbonato de sodio a mano en nuestro hogar, ya que se trata de una sustancia natural que prácticamente nunca produce efectos secundarios y que presenta infinidad de beneficios.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción