El árbol de las operaciones matemáticas



Además es muy sencillo de preparar y de utilizar, permitiendo a los pequeños que ellos mismos realicen la corrección de la actividad, con lo que lo convierte en un estupendo material para tener en el rincón de las matemáticas.

También puedes adaptarlo a las estaciones del año, todo depende de lo que elijas para contar (pueden ser florecitas para primavera, hojas de otoño, copos de nieve con bolitas de algodón para el invierno, etc).

Para prepararlo solo necesitas cartulina de color marrón y verde, con la que prepararemos un árbol. Por otra parte, prepararemos una tira de cartulina de color (puede ser verde o cualquier otro excepto el mismo color del tronco, para que destaque). En el tronco haremos dos ranuras por las que posteriormente introduciremos la tira de cartulina de manera que pueda deslizarse hacia adelante y hacia atrás.

Una vez que tengas las piezas de cartulina recortadas, escribe en la tira, los números del uno al doce (si trabajamos con dados), o del uno al número hasta donde vayamos a trabajar (no se aconseja más de veinte o veinticinco) si lo hacemos con etiquetas con los números. Por otra parte, en el árbol marcaremos los símbolos de la suma o de la resta, y el símbolo del resultado con rotulador grueso. También tenemos la opción de colocar los símbolos de sumar y restar con etiquetas, así podemos utilizar el mismo árbol para las dos operaciones.

Además, prepararemos las piezas que nos servirán para “decorar” el árbol con tantas como nos indique la operación que hagamos. Recuerda que las piezas pueden ser desde tarjetitas con dibujos, hasta botones, bolitas de algodón de colores, etc. Puedes utilizar muchas cosas que tengas en casa.

Una vez que tengas todo listo, podemos realizar la actividad, para lo cual pediremos a los pequeños que tiren los dados o que elijan dos tarjetas al azar y las colocarán sobre el árbol formando la suma o resta. A continuación ellos deben realizar la operación calculando mentalmente y colocar la tira con el resultado en el centro del tronco del árbol. Finalmente comprobamos que esté bien hecho, “decorando” el árbol con las piezas que nos indicaban los dados o las tarjetas.

Fuente: www.actividadesinfantil.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla