Los mejores champagnes franceses

Una bebida que se degusta durante todo el año, pero que en estas fechas se convierte en la protagonista absoluta.



El champagne es la esencia de la alegría y encierra en sí mismo lujo, seducción, sofisticación y exclusividad. A continuación encontrará los champagnes más prestigiosos que Francia brinda al mundo. Usted decide cuál elegir.

MOËT & CHANDON Firma fundada en 1743 con sede en Épernay, en el corazón de Champagne, Francia. Sus 800 hectáreas son cuidadas con mimo por 250 agricultores, pues una sola hectárea precisa más de 750 horas de meticulosos cuidados para crear vinos excepcionales. Gracias al prestigio y calidad de esta emblemática marca, el viñedo de Champagne tiene su denominación de origen propia desde 1927. Se caracteriza por su color amarillo pálido, algo verdoso. Es uno de los champagnes más conocidos y vendidos del mundo. Moët & Chandon pertenece al conglomerado francés de productos de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH).

VEUVE CLICQUOT El champagne favorito de la nobleza europea durante siglos nació en Reims, en 1772. Veuve Clicquot fue fundado por Philippe Clicquot Muiron. Su hijo, François Clicquot, casado con Barbe-Nicole Ponsardin, murió trágicamente en 1805 y su viuda (veuve, en francés), se hizo cargo de la empresa con enorme maestría y talento, ganándose el reconocimiento de sus semejantes y convirtiendo a la empresa en lo que es hoy en día. Desde 1987, la empresa Veuve Clicquot ha sido parte de la firma LVMH.

GH MUMM G.H. Mumm tiene sus viñedos en Cramant, una de las mejores zonas de Côte des Blancs en Champagne. La empresa nació en 1875. Su etiqueta, que parece doblada, es una tradición: data de los tiempos en que la añada se reservaba para los amigos de la casa y, para seguir el protocolo de la época, se entregaba en persona, acompañada de una tarjeta de presentación cuidadosamente doblada en una de sus esquinas. G.H. Mumm, que pertenece al grupo Pernod Ricard, es uno de los mejores y más selectos champagnes del mercado mundial.

LOUIS ROEDERER En 1776, en Reims, Francia, aparece el champagne Louis Roederer. Dos siglos y medio después continúa siendo una prestigiosa empresa familiar. El champagne más famoso de Louis Roederer, Cristal, es una bebida con una gran historia, pues se convirtió en el favorito del Zar Alejandro II de Rusia, quien ordenó que las botellas fueran transparentes para prevenir que en su interior colocaran algún tipo de veneno o artefacto explosivo. Hoy en día, Cristal continúa siendo un gran éxito de ventas en todo el mundo y es la bebida insignia de Louis Roederer.

LANSON Lanson fue fundada en 1760 en Reims, Champagne, por el magistrado François Delamotte, al que le sucedió su hijo Nicolás-Louis en 1798, caballero de la Orden de Malta. De ahí la estilizada Cruz de Malta que es símbolo de la maison. Desde que en 1900 la reina Victoria concediera a Victor Lanson la famosa Royal Warrant, Lanson ha sido el proveedor oficial de la Casa Real Británica, con lo cual ha desarrollado un fuerte vínculo con Gran Bretaña. El predominio de la uva pinot noir junto con la característica ausencia de fermentación maloláctica de sus vinos base, confieren un estilo único a los champagnes Lanson: fuerza, frescura y un marcado carácter afrutado.

LAURENT-PERRIER En 1812, Alphonse Pierlot, ex tonelero y embotellador, se establece en Tours-sur-Marne, donde pone en marcha la primera producción de champagne. Lega el negocio a su jefe de bodega Eugène Laurent, miembro de la tercera generación de una familia de viticultores. Él es quien dirige la finca junto con su esposa, Mathilde-Emilie Perrier. A la muerte de Eugène en 1887, su viuda Mathilde asume el control de la propiedad, asociando su apellido de soltera al de su esposo. Nace así la marca Veuve Laurent-Perrier & Cie. Mathilde logra introducir sus productos en Gran Bretaña con un éxito que dura hasta nuestros días. El champagne Laurent-Perrier es fino, elegante y sumamente agradable al paladar.

PIPER-HEIDSIECK Desde 1785, la historia de Piper-Heidsieck ha estado matizada por la extravagancia, el glamour y la audacia. Este champagne fue patrocinado por María Antonieta, adornado por Fabergé y disfrutado hasta por Marilyn Monroe, quien dijo: “Yo voy a la cama con unas gotas de un perfume muy famoso y me levanto con una copa de Piper-Heidsieck”. Esta prestigiosa casa fue fundada por Charles Heidsieck, una persona tremendamente elegante y elitista, capaz de crear un champagne seductor y refinado cuyo éxito actual es digno de elogio.

POMMERY Creada en 1836 por Narcisse Greno, la casa fue retomada por los Pommery algunos años más tarde. En 1874, nació su famoso Brut Nature, hoy en día insignia y orgullo de la legendaria firma francesa. La finca Pommery está instalada en el epicentro de la ciudad de Reims, en torno a una preciosa casa de estilo isabelino que invita a descubrir los rituales propios del fascinante mundo del champagne. Pommery es sinónimo de gran calidad y compromiso. Su champagne es de burbuja fina, con aromas a cítricos y manzana, con toques ácidos realmente agradables. Un placer para los sentidos.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla