Fuentes de proteínas alternativas

Cuidar la alimentación es algo que solemos hacer todos nosotros cuando se trata de conseguir un cuerpo perfecto estéticamente y de salud.



Las proteínas de la carne son uno de los pilares más importantes en nuestra alimentación. Tienen un papel fundamental en todas las funciones y en todas las cosas que hacemos día a día por lo que debes consumir unos 8 gramos de proteínas a diario por cada 20kg en tu cuerpo.

Si bien estas proteínas se encuentran con abundancia en carnes como la de res, la de cerdo y aves, existen otras alternativas, algunas naturales y otras no, como las barras de proteínas.

Las lentejas, los frijoles y los guisantes, tienen una gran cantidad de proteínas. En la mayoría de los casos presentan entre el 20% y el 25% de su peso en proteínas y en algunos otros como los de los cacahuates y la soya llegan hasta un 38%.
Las legumbres un alimento rico en proteínas. Su poder saciante es menor que el de otros alimentos, pero su aporte proteico es elevado y muy útil a la hora de evitar la ingesta de grasas en la dieta y aumentar la cantidad de minerales que nos aportarán, ya que este alimento tiene altas cantidades de vitaminas y minerales, muy útiles para el organismo.

Alimentarse con 1/4 taza de legumbres cocidas es equivalente a una onza de proteínas. La mayoría de los varios tipos de frijoles como los negros, los azul marino, los blancos y los colorados, tienen un contenido aproximado de 3 y 5 gramos de proteína en 1/4 de taza mientras que los chícharos contienen alrededor de 2 gramos de proteína en la misma cantidad.

Los guisantes verdes también conocidos como arvejas o chicharos, tienen muchos puntos fuertes, ya que son muy baratos, son una gran fuente de proteínas y los podemos conservar congelados durante bastante tiempo sin alterar ni su sabor ni sus propiedades. Nos servirán para salir de situaciones en las que no tengamos otro tipo de alimentos de los que echar mano, además de poder añadirlo también como complemento a gran cantidad de recetas.

Por otro lado, los frijoles y los chicharos también son bajos en grasas y poseen una gran cantidad de hierro y fibra. Además, pueden conseguirse fácilmente, se cocinan en poco tiempo y pueden utilizarse en una enorme cantidad de platos, mezclándose con arroz o fideos, por lo que es una buena opción para sustituir la carne en las comidas.

Los lácteos son otro tipo de alimento que contiene altas cantidades de proteína. Pero no solamente nos aportan esto, sino que además tienen altas dosis de vitaminas y minerales. Es cierto que estos nutrientes que nos brindan se pueden sustituir con otro tipo de alimentos, ya que existen muchas personas que no toleran bien ni asimilan adecuadamente los lácteos. Eso sí, su poder saciante es elevado, evitando que ingiramos más alimento.

El requesón contiene gran cantidad de proteínas, pero comerlo por si sólo quizás no sea lo más apetecible. En concreto vamos a centrarnos en su versión baja en grasa, ya que nos aportará las proteínas que buscamos reduciendo notablemente la cantidad de grasa. Si lo acompañamos de espinacas o pasta, conseguiremos un plato realmente nutritivo y sabroso.

Los frutos secos como las almendras, las nueces, el pistacho, las pasas de uva, el albaricoque o los dátiles al igual que algunos ejemplares de semillas, como las de girasol o calabazas, no solo son una gran fuente de proteínas sino también de varios nutrientes y vitamina E.

Una porción de 1 onza de frutos secos, como por ejemplo de maní, contiene desde 3 a 7 gramos de proteínas. Pero las semillas pueden ser aún mejores y llegar a tener entre 5 y 8 gramos de proteínas en 1 onza, por ejemplo en el caso de las semillas de girasol.

De igual modo, las semillas y los frutos secos contienen grasas insaturadas que son muy saludables y buenas cantidades de fibra. También pueden combinarse con otros alimentos muy sanos, como con distintos vegetales, en salsas, arroz o hasta en el desayuno, en yogur, avena y cereales.

El yogur griego es más denso y cremoso que el yogur tradicional, además de contener el doble de proteínas que este. Además también se deja combinar muy fácilmente con multitud de frutas, lo que también nos beneficiará debido a sus propiedades positivas para el corazón.

La variedad de alimentos que poseen proteínas en cantidades relativamente altas es realmente extensa, aquí te damos una muestra con los más consumidos o conocidos. Seguro que servirán como complemento a tu dieta.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla