Hábitos que te ayudarán a ahorrar, aun si ganas poco



La publicación para la web Business Insider habló con varios expertos y recogió los mejores consejos para mejorar tus finanzas. Por ejemplo, ellos recomiendan revisar periódicamente las suscripciones a la que están inscritos, aquellas que directamente te debitan de tu tarjeta de crédito cada mes. Los usuarios podrían ahorrarse dinero eliminando las suscripciones innecesarias que tienen.

A continuación, algunos sencillos cambios que puedes hacer en tu vida cotidiana que definitivamente te ayudarán a mejorar tus finanzas.

1. Cambia tu manera de pensar

Después de las deducciones y el pago de cuentas, tus ingresos lucen bastante anémicos, por ello la idea de ahorrar para el futuro parece imposible. Pero para lograr la riqueza, es necesario cambiar la manera en la que ves el dinero. Por ejemplo, en vez de gastar el resto de tu sueldo, lo ideal es separar otro poco para lograr tus metas financieras a largo plazo.

Los expertos no aconsejan que guardes 1000 dólares cada mes para el futuro. Al contrario, aconsejan que guardes una cantidad que se acomode a tu bolsillo, 50, 20 o 10 dólares. No debes subestimar el esfuerzo que implica empezar por algo pequeño, porque a medida que pasa el tiempo y comiences a ver mejorías en tus finanzas, el esfuerzo se convierte en costumbre.

2. Visualiza a dónde quieres llegar

Así como los atletas visualizan el momento en el que llegan a la meta final o los futbolistas el momento en el que anotan el gol, bajo esa mentalidad se debe ahorrar: tener presente para qué quiere usar el dinero que guardes.

Los expertos sugieren armar un plan de cinco años, donde establezcas metas específicas y cuánto dinero vas a necesitar para ello. Por ejemplo, ahorrar 6 meses de ingresos para crear un fondo de emergencia, o para un hecho muy importante: como la inicial para una casa.

3. Crea tus propios pequeños trucos mentales

¿Qué tal si no gastar 1000 dólares en una cartera de diseñador o en un aparato tecnológico de moda fuese tan sencillo como seguir la norma de no gastar más de 300 dólares en algo que no es esencial para tu vida? La buena noticia es que puedes crear normas financieras como éstas para ti; de hecho, hacerlo es uno de los hábitos más importantes.

Crear pequeñas reglas, como no gastar más de 15 dólares en un regalo o más de 50 en un nuevo par de zapatos, pueden simplificar las decisiones que a diario tomas en tu vida.

Puedes empezar por crear normas sencillas como: solo comer fuera de casa una o dos veces a la semana o no usar un carrito en el supermercado, si no una cesta y siempre seguir la lista de compras.

4. Vive como si fueras una persona secretamente “rica”

Para algunos, los millonarios son personas que viven en enormes mansiones y manejan autos último modelo. Pero la mayoría de las personas realmente ricas no viven así: viven una vida muy discreta y ahorran más de lo que gastan. En otras palabras, no andan por ahí mostrándole sus bienes a todo el mundo.

El consejo de los expertos es: encuentra ese punto en donde tienes lo que necesitas, estás cómodo y feliz, y quédate ahí.

5. Comienza a ahorrar para el retiro ahora

Si tienes 20 o 30 años, el retiro puede parecer algo que está muy lejos en el futuro y ahorrar para ello no es algo que esté en tus prioridades. Es fácil de entenderlo: entre pagar por ir a la boda de tu mejor amiga, ahorrar para comprar una casa y ahorrar el dinero que te queda para irte de vacaciones, ¿cómo se supone que guardes dinero para el retiro?
Lamentablemente, mientras más te tardes en comenzar a ahorrar para la vejez, más vas a tener que guardar.

Si, por ejemplo, tienes 30 años y guardas 50 dólares al mes para tu cuenta de retiro con un 7% de rentabilidad, esos 50 dólares se convierten en 56000 dólares en 30 años. Si esperas a tener 40 años, vas a tener que ahorrar 110 dólares al mes para obtener la misma cantidad de dinero porque tu dinero tendrá menos tiempo para crecer.

6. Conoce qué es lo que entra y qué es lo que sale

La mayoría de las personas tienen buenas intenciones al momento de ahorrar, pero si no sabes exactamente cuánto dinero entra a tu cuenta y cuánto sale, no podrás saber cuánto debes destinar a tu fondo de ahorro. Y la mayoría de las personas, no llevan un verdadero registro de cuánto está entrando a sus cuentas y cuánto está saliendo. Recuerda: el conocimiento es el primer paso para lograr un verdadero cambio.

7. Salda todas tus deudas

Todo el mundo tiene deudas en algún momento de su vida. Si en este momento tienes una deuda (no universitaria o la hipoteca de una casa) en tus tarjetas de crédito, por ejemplo, saldarla debe ser tu prioridad número uno.

Así mismo, siempre puede ocurrir una emergencia. Por eso es necesario que separes dinero para un fondo de accidentes, el cual podría ser la mitad de lo que tengas planeado para pagar tus deudas. Por ejemplo, en vez de pagar 600 dólares de tu deuda de la tarjeta, puedes solo pagar 300 y guardar los otros 300 para emergencias. Aunque te tomará más tiempo poner la tarjeta en cero, siempre tendrás dinero para los imprevistos.

Después de solventar el tema de la tarjeta, los expertos aconsejan tener solo una y haz un trato contigo mismo: solo usarla en caso de emergencias.

8. Aumenta tus ingresos

Hay dos maneras de aumentar tu fortuna: gastar menos o ahorrar más. Si logras aumentar tu ingreso y separar algo del nuevo dinero que te entra, lograrás hacer que crezca tu dinero base. Además de lograr un aumento o ganar la lotería, hay varias formas de conseguir dinero:

El primer consejo es diversificar tus ingresos con un trabajo medio tiempo haciendo algo que te guste. Por ejemplo, uno de los expertos menciona a una abogada a quién le encanta trabajaba en una tienda de flores, durante la época de bodas, todos los sábados.

Otra idea es buscar oportunidades de inversión, tal vez con la ayuda de un planificador financiero.
Los expertos recomiendan que el dinero para el retiro venga de otras fuentes, como un empleo extra, la renta de un segundo apartamento disponible u otros bienes.

9. Considera consultar a un experto

Hay momentos en la vida en que consultar a un experto puede resultar muy beneficioso. Aunque estés haciendo todo lo posible para tener buenos hábitos financieros, acudir a un especialista para que te ayude a ver todo el panorama, en macro, puede ser bueno.

Los expertos explican que la mayoría del tiempo, las personas están demasiado involucradas emocionalmente en el tema financiero lo cual les impide tomar decisiones prácticas, por ello es necesario que un tercero mire tus números, objetivamente.

Fuente: www.businessinsider.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla