Prepara tu propio tinte para teñir tu cabello

Los tintes hechos con ingredientes caseros serán la alegría de tus cabellos; finalmente estarán libres de los químicos presentes en los productos industrializados que en la mayoría de los casos daña y perjudica la salud del pelo.



Por diversas razones, hay quienes no desean o no pueden utilizar tintes comerciales para el cabello y desearían encontrar fórmulas para cambiar el color de su cabello o disimular las canas.

Aquí enumeramos algunas fórmulas que sirven tanto para cambiar el color del cabello natural como para oscurecer el cabello canoso.

Tinte para teñir el cabello de castaño

6 tazas de Té negro –mínimo- (con diferentes concentraciones según el tono de cabello deseado)

1 cucharadita de vinagre de manzana

Enjuagamos el shampoo con esta mezcla, colocamos un gorro de ducha y dejamos actuar durante 20 minutos. Luego lavamos con agua nuevamente.

Tinte para cabello oscuro o canoso

4 tazas de agua

16 cucharadas de café

Se hierve o se prepara en la cafetera convencional. Una vez frío se enjuaga el cabello varias veces con esta mezcla. Se deja actuar durante 20 minutos en el cabello humedecido con el café. Finalmente puede enjuagar con agua o peinar de la forma acostumbrada.

Intensifica los tonos rojizos del cabello

El jugo de un betabel o remolacha

3 zanahorias -depende del largo y cantidad del cabello-

El jugo resultante se aplica sobre el cabello. Se deja actuar durante 15 o 20 minutos y se enjuaga de la forma acostumbrada.

Tinte para teñir el cabello de rubio.

1 taza de flores frescas o secas de chamomila

1 taza de caléndulas frescas, 1 litro de agua

Una olla de esmalte o vidrio

**Si tu pelo es largo añade también 1 cuchara de azafrán.

No uses olla de aluminio sino no podrás obtener los resultados deseados. Hierve el agua y añade las flores, apaga el fuego. Tapa con un paño y deja actuar por 30 minutos, cuela y espera enfriar totalmente. Vierte el contenido en un frasco que cierra bien el frasco. Conserva en la nevera, podrás usarlo en 1 semana como máximo, después de ello, pierde sus propiedades. Lava tu cabello como siempre lo haces, seca bien con una toalla y aplica el tinte casero en el cabello, dejando actuar por 30 minutos. Para resultados más rápidos, aplica diariamente.

Estas recetas son geniales para cambiar la tonalidad de tu pelo naturalmente, sin embargo, es necesario repetirlas muchas veces para conseguir el color deseado. Acuérdate que no lograrás tonalidades vibrantes y radicales como las conseguidas con química, pero es una alternativa más natural y menos perjudicial.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla