¿Qué es una tintura, hay alguna diferencia entre una tintura y un extracto?

Para realizar Las tinturas se concentran los extractos de hierbas con alcohol. Si utiliza agua, vinagre, glicerina, o cualquier otro disolvente que no sea alcohol, su preparación es un extracto no una tintura.



Como sabemos, las plantas medicinales tienen multitud de propiedades beneficiosas para la salud, y la efectividad de estas propiedades depende en muchos casos de la forma en que se manipulan sus principios activos. Cuanto más “natural” consumamos la planta, mejor, ya que el principio activo permanecerá intacto y con todo su potencial y no estará alterado con otras sustancias químicas externas, pero entonces ¿cuál es la mejor manera de aprovechar las propiedades de las plantas medicinales?

Podemos consumir las plantas medicinales de muchas maneras diferentes, y la mayoría son más saludables que en forma de pastilla o cápsula. Por ejemplo podemos consumirlas frescas o desecadas para elaborar infusiones, para elaborar tónicos, o jabones naturales, sus semillas y hojas para aderezar ensaladas o postres o en molidas en forma de especias. Pero cuando necesitamos aprovechar todo su potencial y principio activo puro para obtener resultados rápidos, sin duda las titnturas, junto con los aceites esenciales puros, son la mejor manera de consumir plantas medicinales.

¿Cómo se elabora una tintura?

La tintura, también llamada tintura madre, de una planta se obtiene después de dejar macerar la parte más aprovechable de la planta durante días en alcohol y agua. En tinturas de alta calidad se utiliza la planta fresca, no desecada, sumergiendo la parte de la planta donde reside mayor cantidad de principio activo, es decir dependiendo de la planta en concreto, se utilizarán sus hojas, sus tallos, su raíz, sus semillas… Después de varios días de maceración, se cuela la mezcla y se obtiene la tintura con todo el principio activo de la planta en estado puro y alta concentración, y todas sus propiedades medicinales listas para consumir.

Se necesita mucha cantidad de planta fresca para obtener unas gotas de aceite esencial y unos mililitros de tintura, por ejemplo, se utiliza aproximadamente 1 kilo de cola de caballo para obtener una tintura de 50 ml. Analizando un poco este dato, enseguida nos daremos cuenta de que la efectividad de una tintura es mucho más elevada que por ejemplo una infusión, así que por eso, cuando necesitamos un efecto rápido y con resultados más inmediatos, sin duda debemos optar por la tintura.

¿Cuando usar un aceite esencial y cuando usar una tintura?

Aceites esenciales: vía externa
Los aceites esenciales puros son la esencia pura de la planta, el extracto de la planta, donde reside su principio activo. Dada su alta concentración no se recomienda ingerirlos ya que sin supervisión de un profesional pueden resultar tóxicos, y siempre se recomienda utilizarlos por vía externa para masajes, friegas, inhalaciones, etc… Los aceites esenciales se utilizan en forma de gotas, aplicándolas directamente sobre la piel o añadiendo unas gotas en cremas o aceites base (almendras, jojoba, coco). Algunos de los aceites esenciales más utilizados son: Eucalipto, Árbol de té, Limón, Lavanda, Pino, Salvia…

Tinturas: vía interna
Cuando necesitamos ingerir la esencia de la planta medicinal podemos hacerlo ingiriendo su tintura administrándola en gotas.
Hacer un extracto es muy sencillo, te animo a que lo intentes, eso sí, realiza tinturas simples de una sola planta primero.

INGREDIENTES

Frasco de vidrio de 1 litro de tapa hermética.

2 tazas de planta fresca.

2 tazas de vodka, coñac o ron de 80 grados.

ELABORACIÓN

Lavamos bien la planta y eliminamos las partes que estén enmohecidas o dañadas. Aquí seleccionaremos la parte de la planta que necesitemos ej. las flores, hojas, raíces, etc.

Echamos la planta en el frasco y le añadiremos la bebida alcohólica, debemos tapar bien la planta de alcohol para que se pudra. Removeremos con un cuchillo de punta redonda para que no queden burbujas. Es importante dejar una pequeña cámara de aire hasta la tapa. Cerramos y agitamos bien para que todo se mezcle perfectamente.

Pondremos una etiqueta en el bote con el nombre de la planta, la fecha de creación y con que bebida la hemos hecho.

Guardaremos el bote en un lugar oscuro y seco durante unas 3 a 6 semanas. Agitaremos bien todos los días. Vigilaremos que tenga suficiente alcohol, si le faltara le añadiríamos un poquito hasta tapar la cantidad de planta descubierta.

Pasado el tiempo necesario, colaremos bien en un bote de vidrio, obteniendo la tintura deseada. Podremos escurrir la planta en la arpillera para escurrir bien lo que queda de líquido en ella.

Con un embudo echaremos el extracto de la planta en una botella de cristal. Le pondremos una etiqueta con la planta, el tipo de bebida usada y la fecha de creación. Lo guardaremos en un lugar oscuro y seco.

VARIACIONES CON PLANTA SECA

Muchas veces no podemos usar planta fresca, pero si planta seca o disecada que podemos obtener fácilmente en herbolarias. Las concentraciones de planta y alcohol son diferentes que en el caso anterior por la falta de agua.

Usaremos 120 gr. de hierba seca bien molida, la echaremos en un bote de 1/2 litro. Llenamos el bote completamente con alcohol de 80 grados. Agitaremos bien todos los días, haremos lo mismo que en el caso anteriormente explicado.

DOSIS

Por lo general se aconseja tomar 1 ó 2 gotas por cada 2.30 Kg. de peso diluidas en una taza de agua. En muchos casos se puede elaborar una infusión específica para nuestras necesidades y añadir en ella las gotas de nuestro extracto para así potenciar su efecto.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla