Vaselina, una aliada para lucir más bella



Muchos son los beneficios de la vaselina para la salud y la estética, eso lo pueden saber todos. Sin embargo, no se suele conocer sobre el origen o la procedencia de este producto. Lo cierto es que la vaselina es uno de los derivados del petróleo que usamos en la actualidad. Se obtiene “mezclándolo” con vapor y filtrándolo en altas temperaturas. Esto quiere decir que es una mezcla purificada de hidrocarburos semisólidos procedentes de los fósiles.

Si bien es un poco extraño pensar en colocarse un derivado del petróleo para la piel o la salud, tiene muy buenas cualidades protectoras para el organismo, ya que una vez que se le aplica el tratamiento para realizarlo, no supone perjuicios para la salud.

Debido a su consistencia espesa es muy buena para cuidar la dermis, sobre todo en las áreas más sensibles como son los labios. A su vez, la vaselina se emplea como ingrediente natural para elaborar ungüentos. Se usa tanto en verano como en invierno, y se convierte en una “barrera” de protección del sol o del frío y viento.
Es por ello que se considera uno de los elementos básicos de belleza que todas las mujeres deben tener en su casa o bolso. Tiene una infinidad de usos y lo bueno es que es la vaselina es más económica que cualquier crema o producto de belleza que venden en las tiendas.

Algunos de sus beneficios para la estética y la salud son:

Para lograr que tus pestañas crezcan más largas y sanas con el paso del tiempo, prueba untando un poco de vaselina en ellas antes de irte a dormir. Notarás grandes cambios.

Para que tus pies y manos se sientan más suaves, unta un poco de vaselina en ellos mediante movimientos circulares por la noche y cúbrelos con guantes y calcetines para que haga más efecto. A la mañana siguiente se sentirán como seda.

Incorpora la vaselina en tu manicura, ya que ayuda a mantener las uñas flexibles y resistentes; además suaviza las cutículas.

Para evitar la resequedad en codos y rodillas, unta un poco de vaselina para devolverles la suavidad. También sirve para relajar el cuerpo y a la vez, para hidratarlo. Aplica una poca cantidad y realiza movimientos circulares desde los pies hasta la cabeza.

Para suavizar después de la depilación, sin importar que sea cera o afeitadora, la piel de las piernas o axilas queda muy reseca, irritada y enrojecida. Puedes aplicar un poco de vaselina y dejar que se seque solo. La piel quedará más tersa e hidratada.

Si sufres de labios agrietados o resecos, unta un poco de vaselina en ellos y los humectará. Además, si le agregas un poco de colorante natural, tienes un brillo para labios.

Para hacer un exfoliante casero y natural, mezcla un poco de vaselina con sal o azúcar, tanto para el cuerpo como para el rostro. También es bueno para retirar las células muertas de los labios.

La vaselina puede ser una alternativa para remover el maquillaje, ya que sirve para quitar hasta el rímel de pestañas a prueba de agua, además de ayudar a calmar la irritación producida por el maquillaje en un área tan sensible como son los ojos.

Protege el cuero cabelludo del tinte para cabellos, antes de pintar el cabello aplica un poco alrededor de la línea (donde están las raíces del cabello en la frente, nuca, orejas, patillas, etc..) para poder no sólo evitar que te manches la piel sino que los químicos del tinte no produzcan reacciones alérgicas.

La vaselina en el plano de la salud, puede ayudar a que la piel cicatrice después de alguna intervención quirúrgica. También se usa para proteger la piel donde se realizó un tatuaje.

Así que ya lo sabes, tener vaselina en tu botiquín es indispensable. Te sacará de muchos apuros.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla