¿Aumento de peso durante la menstruación?

No todas las mujeres sufren de este mal. Pero muchas sí, durante el ciclo menstrual nuestro peso fluctúa, generalmente sube.



A algunas mujeres solo les sucede durante su periodo, pero a otras durante las distintas etapas del ciclo menstrual. Hay fuentes que afirman que con la regla podemos subir entre 1 y 7 kilos.

No tiene sentido suponer que todo ese peso proviene solamente de la retención de agua y fluidos. Muchas mujeres que experimentan aumento de peso durante su ciclo menstrual también experimentan antojos, si eres una de ellas estos antojos te pueden hacer comer alimentos que nos son los mejores para mantener el peso (carbohidratos, azucares, alimentos salados, etc).

La ganancia de peso durante la menstruación por retención de líquidos es más frecuente en la mujer después de los 30 años, cuando los niveles normales de hormonas empiezan a disminuir.

Durante el ciclo menstrual normal, los niveles de estrógeno y progesterona se elevan después de la ovulación hasta el día de la menstruación. En este proceso, la progesterona sostiene los niveles de estrógenos para que no se eleven. Si los niveles de progesterona son bajos -por ejemplo, por estrés- los niveles de estrógenos se elevan y pueden producir retención de líquidos.

Para combatir el problema de subir de peso durante la menstruación o regla debido a la retención de líquidos se recomienda la disminución de sal en la alimentación, no sólo en la preparación de las comidas, sino también en alimentos procesados que la contienen en gran cantidad, como sopas de sobre, alimentos enlatados, patatas fritas envasadas y otros.

El ejercicio es sumamente importante para ayudar al organismo a regular los fluidos. Se recomienda caminar a paso rápido por espacio de 30 minutos día de por medio.

En algunas mujeres, el tomar estas medidas no es solución completa a la retención de líquidos, por lo que muchos médicos les recetan diuréticos, que tienen el efecto secundario de la pérdida no deseada de minerales del cuerpo.

Una solución natural a este problema es agregar fibra en la alimentación, que puede ayudar a disminuir los niveles de estrógeno. Investigaciones confirman que mujeres con una dieta elevada en fibra y baja en grasa tienen menos problemas de retención de líquidos en este período.

Algunas hierbas que actúan como diuréticas pueden ayudar a disminuir la retención de líquidos, como el diente de león (taxacarum officinale-dandelion). Se puede preparar un té con 180 gramos de la hoja y tomar una taza cada tres horas (estar segura de no cosecharlo de terrenos que han sido rociados con pesticidas), o tomarlo en forma de cápsulas. A diferencia de los diuréticos sintéticos (farmacéuticos) que producen pérdida de potasio, el diente de león lo contiene.

Es recomendable aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina B6 (que ayuda a estabilizar los niveles hormonales), como cereales de grano integral, vegetales verdes, carnes rojas sin grasa, productos lácteos, frijoles, huevos, pollo y pescado. Otra posibilidad es suplementar la dieta con vitaminas del complejo B.

Tomar de seis a ocho vasos de agua al día es importante, un organismo deshidratado retiene más líquidos.
Para las mujeres que están haciendo dieta para perder peso, un reciente estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Dakota del Norte, en Estados Unidos, encontró que las dietas bajas en calorías y con bajo consumo de líquidos producen problemas digestivos con sensación de llenura o inflamación abdominal.

Toma agua tibia con limón, algunos expertos creen que el consumo de agua tibia mezclada con jugo de limón puede ayudar a reducir el agua retenida en tu cuerpo. Además, también ayuda con el estreñimiento. Con este remedio solucionas dos detonadores de aumento de peso.

Consume calcio y magnesio, puedes obtenerlo de los alimentos o bien con suplementos. El calcio te ayudará a que no retengas líquidos y el magnesio a disminuir los antojos. Algunos alimentos con calcio son: lácteos, brócoli, pescado, espinaca y huevo.

Algunos alimentos con magnesio son: almendras, cilantro, hierbabuena, salvado, ajonjolí y semillas de girasol y calabaza.

En estudio realizado en 500 mujeres a las que se les dio calcio en forma de carbonato de calcio cuatro veces al día se demostró que éste puede ayudar a mejorar la retención de líquidos.

Para muchas mujeres este aumento de peso puede ser antes, durante y después de la menstruación. Es común que comience con hinchazón antes de subir de peso. La hinchazón viene de gas atrapado en el sistema digestivo y de estreñimiento en las primeras etapas del ciclo menstrual.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla