Depende de la forma de tus ojos es como se deben maquillar

El maquillaje puede hacer milagros si se lo usa correctamente, incluso tratándose de los ojos.



Si de maquillaje de ojos se trata, cada una tiene rasgos únicos, por eso hemos creado esta fácil guía con el fin de determinar lo que mejor se adapte a la forma o tamaño de tus ojos. ¡Todo sea por una mirada impactante!

Ojos separados

¿Cómo lo identificas? Al pararte frente al espejo, notaras que existe una gran separación entre ambos ojos, incluyendo el puente de la nariz.

Hacer el delineado más prominente en las parte del lagrimal que en la parte final del ojo. Utilizar más cantidad de mascara de pestañas en la parte inicial.

Al utilizar sombras oscuras en vez de, por ejemplo, nacaradas, lograras que tus ojos se vean más juntos.

Ojos caídos

¿Cómo lo identificas? Al pararte frente al espejo, podrás notar que los extremos de tus ojos están hacia abajo, haciendo que tu mirada se vea triste o dormida. Si tu piel ya es madura, es probable que tus parpados también luzcan caídos.

El delineado bien marcado en el lagrimal y la terminación debe ser ascendente. No utilizar sombras pasteles en la parte inicial del parpado. Si deseas ponerte pestañas postizas que sean más abundantes al inicio y centro, no al término.

Ojos juntos

¿Cómo lo identificas? Al pararte frente al espejo, verás que ambos lagrimales están muy cerca de la nariz. Generalmente este tipo de ojo suele ser redondo o grande. Para un maquillaje exitoso, deberás seguir un patrón muy definido –sin importar que apuestes por un look natural o de fiesta. ¿Tu misión? Separar visualmente tus ojos, destacando más que todo el extremo externo.

Delinear desde la mitad hasta el término del ojo. Utilizaremos sombras más claras en el inicio y oscuras en el término. La máscara de pestaña debe ser más abundante en las pestañas finales.

Ojos pequeños

¿Cómo lo identificas? Al pararte frente al espejo sin maquillaje, tus ojos podrían casi desaparecer. En este rango también entran los ojos rasgados, típico de las féminas asiáticas. A pesar de ello, no te hace falta tanto para hacerlos resaltar (tan sólo rápidos truquitos) pues el maquillaje en sí no podría apreciarse. ¿Tu misión? Ayudarte de pestañas postizas, sombras nacaradas, iluminadoras y delineadas prolijas para “agrandar” tu ojo. Un plus: puedes atreverte a lucir labiales rojos, brillos o apliques sin lucir exagerada.

Las sombras claras serán tus mejores amigos durante las jornadas de trabajo o cuando no tengas mucho tiempo de maquillarte. Tonos beige, hueso/marfil o piel darán la ilusión de tener ojos más grandes si son aplicadas a lo largo del parpado móvil, además de darle brillo a tu mirada.

Ojos grandes

¿Cómo lo identificas? Su tamaño lo notas a simple vista, a pesar de que tus ojos puedan ser caídos, juntos, almendrados, separados o saltones. Es el más sencillo de maquillar y la mayor ventaja es que es posible alterar su forma y aun así lucirá elegante y proporcionado. ¿Tu misión? Hacerte aliada de las sombras oscuras o con acabado mate y ¡dejar las pinzas de cejas a un lado!

La regla general: sombras mate en tonos tierra (tomando en cuenta el color de tus ojos y piel). Apuesta por darle profundidad al ojo aunque sea con sombras café medio y no olvides de dar un ligero delineado, también con sombras, en tus pestañas inferiores. Busca aquellas marcas con tonos pigmentados.

Ten cuidado de utilizar colores muy oscuros cuando quieras un look natural -recuerda que si no están bien aplicados tus ojos pueden lucir tristes o más redondos.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla