Pizza contadina con espinacas y panceta



Ingredientes

Tiempo de preparación: 30 minutos, más el tiempo de reposo y horneado.
Raciones: 1 pizza

250 gramos de Harina

25 gramos de Levadura

Sal

6 cucharadas de aceite de Oliva

400 gramos de Tomates

4 Cebollas

4 dientes de Ajo

Pimienta

½ cucharadita de Azúcar

½ cucharadita de Orégano

½ cucharadita de Tomillo

175 gramos de Panceta (tocino ahumado)

250 gramos de Espinacas

150 gramos de Parmesano rallado

100 ml de Agua templada

Preparación

Elabora una masa con la harina, la levadura, 100 ml de agua templada, sal y 4 cucharadas del aceite, y déjala reposar 1 hora.
Pela los tomates, despepítalos y trocéalos. Pela 2 cebollas y 2 ajos y pícalos finamente. Rehógalos en una cazuela con otra cucharada de aceite. Añade el tomate, sal, pimienta, el azúcar, el orégano y el tomillo, y cuécelo hasta que la salsa de tomate espese.

Extiende la masa, disponla en un molde redondo de pizza previamente engrasada y úntala con la salsa de tomate.
Pela el resto de las cebollas y de los dientes de ajo y pícalos finamente. Corta la panceta (tocino ahumado) en daditos.
Calienta en un sartén el resto de aceite y dórala. Añade el ajo y la cebolla y sofríelos. Aparta la sartén del fuego.

Corta las espinacas en juliana y repártelas sobre la masa junto con el sofrito. Espolvoréala con el queso rallado. Hornea la pizza a 200°C (con la circulación de aire activada, a 180°C) durante unos 20 minutos.

Beneficios

La espinaca es un alimento rico en beta carotenos (precursor de la vitamina A) que tiene propiedades anti-cancerígenas. Además contiene un porcentaje elevado de zinc y ácido fólico que contribuyen a la formación de huesos y de la columna vertebral. Si estás embarazada, ingiere con regularidad espinaca.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla