Te damos las claves para escoger las mejores gafas de sol

Las gafas de sol son un elemento indispensable para proteger tus ojos de las radiaciones ultravioleta. Más allá de los elementos estéticos, te damos las claves para escoger las que más se ajustan a tus necesidades.



Para escoger unas buenas gafas de sol conviene no mirar sólo las cuestiones estéticas, el precio, la marca… Si quieres tener garantías de pasar un verano sin problemas oculares, al menos los debidos a la radiación solar, deberás, en primer lugar, comprarlas en un establecimiento autorizado.

Adquirir tus nuevas gafas de sol en una óptica te asegurará de que las lentes hayan pasado todos los controles sanitarios necesarios y que cumplen todos los parámetros de seguridad y calidad. Además, allí podrás contar con el asesoramiento de un óptico-optometrista, que te ayudará a encontrar las gafas que más se ajusten a tus necesidades, actividades cotidianas y de ocio, sin olvidar tu estilo personal.

Piensa el uso que les vas a dar. No es lo mismo unas gafas de sol para uso general, que para usos específicos como esquiar, pescar o conducir. Debes saber que algunos filtros tienen ciertas restricciones. Por ejemplo: los filtros de cat.4 son demasiado oscuros para conducir y por tanto, no está permitido hacerlo con una gafa de esta categoría.

Considera seriamente la adquisición de unas lentes polarizadas. Este tipo de lente, debido a su construcción, proporciona mejor contraste y definición y una mayor comodidad ya que elimina la luz reflejada. Pide una demostración.

Otro tipo de lente especialmente práctica es la lente fotocromática. Este tipo de lente se oscurece cuando se expone al sol y se aclara cuando está en sombra. El color de la lente se ajusta automáticamente a la luz que detecta; así, tu gafa de sol siempre tendrá el color adecuado.

Color de las lentes.
Primero, la teoría: El color Marrón es adecuado porque mejora el contraste y reduce el cansancio y el deslumbramiento; es una buena elección para los miopes.
El Verde produce poca alteración de los colores y es especialmente adecuado para la práctica de deportes náuticos; es una buena opción para los hipermétropes.
El Gris es el color más neutro, el que menos altera la percepción de los colores naturales, por ello es un color indicado para la conducción.
En la práctica, la elección del color de la lente es subjetiva y no hay nada como probarlas en las condiciones que luego las vayamos a utilizar para poder valorar si nos funciona mejor un color u otro.

Es el momento de fijarte en la forma de la gafa y en cómo te queda una vez colocada. Esta vez ignoraremos las teorías y observaremos cómo apoyan en la nariz, su grado de cobertura, si nuestras pestañas rozan las lentes o si la gafa apoya en nuestra mejilla -no debería-.

Piensa en la comodidad, si al probar una gafa no te sientes bien, lo más probable es que nunca lo consigas. Cuando te las pruebes, hazlo con el pelo suelto y recogido, así conseguirás que tus nuevas gafas de sol te queden siempre bien.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla