Fortalece tu cabello con agua de linaza

Diariamente tu cabello está expuesto a varios elementos que lo debilitan, causando que se reseque. Razón por la cual debemos brindarle una nutrición y cuidados adecuados para proporcionarles mayor protección para que luzca hermoso y brillante.



La linaza también cuenta con cantidades significativas de vitaminas del grupo E y B. La vitamina E actúa como un antioxidante capaz de revertir los daños causados por el ambiente y estimula la regeneración. Por su parte, la vitamina B es buena para el sistema nervioso y circulatorio, por lo que la linaza es adecuada para cuidar de la salud de la piel y, especialmente, del cabello, al cual fortalece, nutre y lo deja brillante.

Pero más allá de tener usos estéticos, el agua de linaza ayuda a hidratar el cabello, evitar la caída y favorecer su crecimiento. Este líquido rico en nutrientes también puede prevenir el envejecimiento prematuro de tu pelo.

El agua de linaza se puede convertir en tu mejor aliado para cuidar y proteger el cabello de los daños ocasionados por el ambiente. Además, es ideal para fijar el cabello y evitar ese molesto frizz o encrespamiento que arruina los peinados. Por otro lado, sirve para tratar heridas y quemaduras, por su acción antibacteriana y a su capacidad para regenerar los tejidos.
Ingredientes

1 cucharada de semillas de linaza.
1 litro de agua.
El jugo de un limón.

Preparación

Poner a hervir el agua en una cacerola y, cuando llegue a ebullición, agregarle las semillas de linaza. Se deja en el fuego otros dos minutos, o el tiempo que sea necesario para que el agua espese. Cuando esté listo, se deja enfriar, se filtra el agua y se retiran las semillas. Al agua resultante se le agregan tres cucharadas de jugo de limón, con el fin de que se conserve mejor por más tiempo y mantenerlo refrigerado. No se recomienda preparar una gran cantidad ya que, al ser natural y libre de conservantes artificiales, su vida útil será de máximo dos semanas.

Fortalecer y mejorar el aspecto de nuestro cabello con agua de linaza es muy sencillo: Una vez nos hayamos lavado la cabeza con nuestro champú habitual, al momento de peinarnos, nos aplicamos la solución de linaza masajeando el cuero cabelludo con la yema de los dedos, de la raíz a las puntas.

Una vez se seque nuestro pelo, notaremos como queda suave y con un aspecto más vivo y brillante que otras veces; una acción que prolongada en el tiempo mejorará notablemente su aspecto y nos ayudará a prevenir su caída.

En caso de tener cabello rizado, basta con aplicarse una cantidad generosa de agua de linaza para que los rulos queden bien definidos y en su lugar.

Para potenciar sus efectos, puedes aplicarte agua de linaza en el cuero cabelludo todas las noches antes de acostarte.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla