Bálsamo labial

Hacer Bálsamo labial hidratante es muy sencillo y económico. Además de hacer nuestro propio bálsamo labial hidratante tiene de bueno que podemos poner los ingredientes de acuerdo a nuestras necesidades en ese momento.



Los labios son una parte del cuerpo que no podemos esconder y que se ve agredida por las continuas variaciones de temperatura, por el viento, el sol…, así que hoy nos hemos puesto a ello y hemos pensado en hacer bálsamo para labios.

Para hacer el bálsamo de miel, ideal para las noches cálidas, necesitas:

    1/2 cucharadita de Miel Orgánica pura -la opaca-
    2 cucharaditas de Aceite de Oliva extra virgen
    1/2 cucharadita de Cera de panal rallada -puedes adquirirla en la farmacia-
    1/2 cucharadita de mantequilla de Cacao

Pon la mantequilla, la miel, el aceite y la cera en un contenedor apto, y lleva al horno de microondas -o a Baño María- a baja potencia para fundirlos. Revuelve cada 5 a 7 segundos, para no pasarte con la cocción.

Ya bien fundido, retira del horno y deja entibiar mientras revuelves suavemente, y luego con mayor vigor -un batido suave-. Traspasa al contenedor y permite que fije en la nevera.

Para hacer un bálsamo de manzana especiada necesitas:

    – 4 cucharadas de mantequilla de Cacao
    – 1 cucharadita de Miel Orgánica, pura -la que es espesa y opaca-
    – 2 a 4 gotas de esencia de Canela
    – 4 a 6 gotas de esencia de Manzana verde
    – 1/4 de cucharadita de Aceite de Oliva extra virgen

Usa tus propias combinaciones de aceites esenciales y sabores, para hacer bálsamos caseros personalizados.

Funde la mantequilla de cacao en el horno de microondas a baja potencia, y agrégale después los aceites esenciales (esencias, saborizantes) y el aceite. Incorpora también la miel y mezcla sin batir, llevando de nuevo al microondas por unos 10 segundos a la vez, asegurándote de no cocinar de más. Conforme vayas revolviendo irá espesando -el frío terminará el proceso-. Cuando tengas una textura homogénea y algo pastosa, transfiere el bálsamo al contenedor, y lleva al frío para que solidifique.

Recuerda preparar un pequeño contenedor limpio y con tapa de cierre hermético donde conservar los labiales caseros


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla