¡Cuida tus ojos!



El ojo es uno de los órganos más complejos y mejor desarrollados del cuerpo humano, y a través de ellos disponemos de uno de los sentidos más importantes en la vida diaria. Se trata de la vista, y es fundamental para nosotros porque cerca de 80% de la información que recibimos entran en nuestro cerebro a través de los ojos; no sólo las imágenes, sino todas las sensaciones que las acompañan. Por eso es muy importante mantener en buen estado el sistema visual, porque afecta el aprendizaje e incluso el comportamiento, dado que la mayoría de la información que recibimos es de tipo visual.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 180 millones de personas con discapacidad visual y ceguera en el mundo, y más de 153 millones presentan trastornos oculares como miopía, hipermetropía y astigmatismo. Sin embargo, los principales problemas de salud visual que afectan a los mexicanos son las cataratas, la degeneración macular, el glaucoma y la retinopatía diabética. Estas enfermedades pueden detectarse a través de exámenes visuales, porque en muchos casos no presentan síntomas u otros signos que resulten evidentes y pueden pasar desapercibidos. Por ello es fundamental visitar al médico, pues cerca de la mitad de los casos de pérdida de la visión pueden prevenirse con un reconocimiento visual anual.

Cabe destacar que algunos de estos males se deben a la ausencia de hábitos de vida saludables, un inadecuado control de enfermedades crónicas y la falta de atención al cuidado a los ojos.

Consejos para cuidar la vista:

1.- Es recomendable visitar al optometrista una o dos veces al año, aun cuando no hayas detectado problema alguno con tus ojos.

2.- ¡Come frutas y verduras! Una buena alimentación, rica en vitaminas A,C y E, es fundamental para el desarrollo y el buen funcionamiento de la vista.

3.- Es importante usar lentes oscuros incluso cuando la luz del sol no sea molesta, porque nuestros ojos están expuestos a los rayos UV, los cuales dañan la vista y generan problemas como cataratas, quemaduras de retina y otras enfermedades.

4.- Hoy en día es casi imposible alejarnos de las computadoras y los televisores, pero para evitar daños oculares lo más recomendable es ver la televisión a una distancia de dos metros, y trabajar a unos 50 centímetros de las computadoras para que el ojo no tenga que acomodar tanto su curvatura y termine fatigándose.

5.- Al igual que la piel, tus ojos necesitan estar húmedos. En caso de que sufras de ojo seco, procura llevar contigo siempre lágrimas artificiales o las gotas que te haya recetado tu oftalmólogo, para mantenerlos bien humectados.

6.- Es muy importante que las mujeres se desmaquillen con mucho cuidado para evitar que algún producto químico se meta en el ojo y pueda ocasionar una infección o irritación. Es vital jamás compartir productos ni herramientas de maquillaje con cualquier otra persona.

7.- Usa equipo de protección para los ojos cuando estés practicando deportes o haciendo actividades al aire libre. El equipo para proteger los ojos incluyen anteojos y gafas de seguridad, pantallas faciales y protectores oculares diseñados para proveer la protección adecuada para cada actividad.

8.- La iluminación correcta es vital para evitar el estrés ocular, y por ello es recomendable iluminar las habitaciones 50% por debajo del nivel de luminosidad de la pantalla de la computadora, así como evitar mirar la televisión a oscuras y asegurarse de que la luz no se refleje en la pantalla.

9.- El sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y otras condiciones sistémicas, que pueden llevar a una pérdida de la visión, como sucede en la enfermedad diabética del ojo o el glaucoma. Procura llevar una dieta balanceada y haz ejercicio con regularidad. La hipertensión también puede afectar la circulación del ojo. Consulta con tu médico o nutricionista y vigila tu presión arterial.

10.- Evita usar lentes de contacto por más de 19 horas seguidas, porque esto puede causar un daño permanente a la vista, al igual que una incomodidad extrema en tus ojos, Asimismo, es importante que mantengas una buena higiene cuando te los pones, te los quitas y cuando los guardas para que estén libres de bacterias.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla