Limpia tu rostro con esta emulsión

Las emulsiones limpiadoras son muy utilizadas porque eliminan fácilmente la suciedad de la piel junto con el maquillaje y otros restos de cosméticos.



Las emulsiones tienen alto porcentaje de agua, lo que proporciona una consistencia muy fluida y al contener aceites (emulsión=fase oleosa y fase acuosa) son menos agresivas que los jabones naturales y sintéticos. Son menos detergentes pero más adecuadas para pieles sensibles. Las emulsiones líquidas se llaman leches y si son espesas cremas.

Las emulsiones limpiadoras deben reunir las siguientes cualidades:

    Eficacia limpiadora.

    Acción superficial.

    Aportar suavidad a la piel.

    Fácil aplicación.

    Retirarse fácilmente con agua o un tónico.

Ingredientes:

* Un pepino maduro
* Medio litro de agua de rosas
* Medio litro de agua

Preparación:

Corta el pepino en dados y ponlo a hervir en el medio litro de agua, por espacio de unos 15 minutos. Posteriormente, tienes que filtrarlo. Si puedes, hazlo con un lienzo o algo parecido, para que al presionar sobre la carne del pepino, suelte todo su líquido.

Cuando enfríe, no tienes más que mezclarlo con el agua de rosas. Para su aplicación, simplemente debes esparcir sobre tu rostro y dejar que se seque, enjuagando bien con agua fresca.

La piel grasa suele transformarse en algo molesto, ya que da la sensación de tener la cara siempre sucia y brillante. Pero puedes aplicar más que interesantes trucos de belleza facial, para que el cuidado de la piel sea óptimo. Por esa misma razón, preparar tu propio limpiador casero, puede ser una opción excelente.

La emulsión está compuesta por líquidos inmiscibles que no se mezclan entre sí. Por ello, habrá que agitarla antes de usar.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla