Para qué sirve cada brocha de maquillaje

¿Te han regalado alguna vez un set de pinceles de maquillaje? Seguro que muchos de ellos ni los has sacado del estuche. Aunque los maquilladores profesionales suelen usar un sinfín de pinceles.



¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando te maquillas tú misma el resultado no es el mismo que cuando te maquilla un profesional, aun cuando usas los mismos productos?

La respuesta es muy sencilla. Tan importante como usar buenos productos es saber aplicarlos con la brocha de maquillaje adecuada, por lo que hoy te vamos a dar unas nociones básicas para que aprendas a distinguir los diferentes tipos de brochas y pinceles, así como cuál elegir en función del resultado que busques.

Lo primero en lo que debes fijarte es en el tipo de pelo de cada una de tus brochas de maquillaje: las hay de pelo natural y sintético. Las primeras son las más indicadas para utilizar los productos en polvo, y las segundas para los productos en crema, aunque por supuesto, en esto del maquillaje no hay reglas estrictas.

– Brocha para la base. Puede ser la brocha mofeta, la que es de dos colores, y que te sirve también para darte el colorete, o una específica para aplicar la base.

– Brocha de polvos. Le darás mucho uso. Sirve tanto para los polvos sueltos, como los compactos. Aunque tengas la tentación de usarla también para colorete, no es la mejor opción porque al ser una brocha bastante grande, cogerás demasiado producto.
Si te gusta, la brocha kabuki es una opción, porque es perfecta para extender los polvos. Pero el kabuki tiene sus amantes y sus detractores. Es una brocha, similar en apariencia, a las brochas de afeitar, con mucho pelo y muy suave y conseguirás un acabado perfecto. Sin embargo, el kabuki tiene un mango muy corto y no resulta cómodo para todas las mujeres.

– Brocha de rubor. Puedes hacerte con una en bisel o cortada en diagonal que te permitirá definir mejor las mejillas.

– Pincel corrector. Se usa solo para aplicar el corrector de ojeras, pero si sueles utilizar este producto, te la recomendamos, ya que el acabado es mucho más natural. Aunque uses correctores en barra, el pincel te permitirá extenderlo mejor.

– Pinceles para los ojos. Hay diversos modelos. El típico para aplicar las sombras suele ser ancho y plano, llamado pincel de lengua de gato. En los estuches de sombras de ojos suelen venir los pinceles de esponja que también sirven para aplicar la sombra de ojos. Ambos cumplen la misma función, así que va en gustos elegir uno u otro. El pincel lápiz (acaba en punta) es adecuado para zonas pequeñas o de difícil alcance y sirve también para difuminar. También hay un pincel específico para difuminar sombras, si te gusta hacerte ahumados.

– Pincel para cejas. Aunque durante mucho tiempo las cejas han sido las grandes olvidadas, ahora la tendencia es lucir unas cejas perfectas, naturales pero maquilladas y para ello necesitarás un pincel en bisel que te permita rellenar las calvitas pero sin pintarlas, ni hacer líneas gruesas. También está el peine de cejas (que tiene dos tipos de cerdas, unas rígidas para levantar el pelo y otras blandas para cepillarlas y darles forma). Y el pincel en espiral (similar al que viene con las máscaras de pestañas) y que sirve también para dar forma a las cejas y separar las pestañas, tras darles color.

– Pincel para eyeliner. Si te gusta enmarcar tus ojos con eyeliner, es una buena inversión. Conseguirás un delineado perfecto y sirve para eyeliners líquidos, en gel o en crema.

– Pincel para labios. Lo habitual es pintarse directamente con la barra de labios pero si lo pruebas, seguro que repites. Con este pincel, cuyos pelos son más duros, conseguirás usar solo la cantidad de pintalabios imprescindible y el acabado será más profesional.

Cuidar los pinceles

Si haces una inversión importante en tus brochas y pinceles después tienes que cuidarlos para que te duren más tiempo y en mejores condiciones. Deberás limpiarlos de forma habitual, no solo para prolongar su vida, también por higiene. Si no eliminas de forma regular los restos de maquillaje, acabarán convirtiéndose en un nido de gérmenes.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción