7 cosas que debes saber de tu pareja antes de ir en serio



Antes de ir en serio con alguien, pregúntate estas 7 cosas para saber si (de verdad) es el amor de tu vida

1. El nidito de amor

Quizás te imaginas viviendo en un loft en una gran ciudad o en ese luminoso ático en mitad del bullicio… pero ¿y si a tu chico le va más el campo o formar una familia en la otra punta del mundo? ¡Será mejor saber cuáles son sus fronteras! No evites esa conversación por muy lejano que lo veas.

2. ¿Es religioso?

Está claro que en pleno siglo XXI la religión no tiene que ser una frontera para el amor. Pero tienes que saber si sus puntos de vista sobre la religión son compatibles… o no. Por ejemplo: ¿te has preguntado qué creencias querrá enseñar a sus hijos?

3. ¿Sueña con ser padre?

Y ya no sólo si sueña con tener bebés revoloteando por la casa… también tendrás qué saber cuál es su ideal a la hora de criarlos. ¡Entra en el meollo de la cuestión! Plantearte temas como la educación pública o privada ¡Asegúrate de que están en el mismo equipo!

4. Tu chico y los números

Ya no sólo si las deudas le persiguen… sino, cómo lo está afrontando. Es importante antes de abrir una cuenta conjunta, ¡qué los números rojos no te pillen por sorpresa!

5. La relación con su madre

¿Sigue siendo el niño mimado de mamá? Piensa en cómo se comporta con su madre, porque eso dice mucho de sus experiencias más fundamentales. Pero una actitud distante ¡no es motivo suficiente para sacarle tarjeta roja! Los expertos sostienen que en ocasiones, una distancia sana es comprensible.

6. ¿Cómo trata a los camareros?

¿Y a los taxistas? ¿Y a los conductores de autobús o a los botones? Hay que observar cómo se comportan con aquellas personas que trabajan en el sector servicios…porque ante cualquier problema o contratiempo, ahí es cuando sale su yo verdadero.

7. ¿Cuánto sexo le gusta practicar?

No es sólo practicarlo, ¡también es cuestión de hablarlo! Es bueno saber con qué frecuencia le gusta practicar sexo y tener claro cuáles son las preferencias de cada uno en la cama. ¡Qué no perdáis el deseo ni las ganas ninguno de los dos!

Fuente: www.womenshealth.es


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla