Consejos para elegir una plancha para el cabello

Elegir unas planchas de pelo es aparentemente una tarea sencilla, salvo que te encuentres en la necesidad de escoger unas buenas planchas para tu pelo, en ese caso te encontrarás con un buen número de características que tener en cuenta.



Elegir la plancha según el cabello: La elección dependerá de tus necesidades, básicamente. No es lo mismo elegir una plancha para una cabellera con unas ondas simples, que una para quienes cuentan con rulos acaracolados o peinado afro. También se debe escoger según el largo y la cantidad de cabello que tengas.

Aspecto a tener en cuenta el de la temperatura. Dependiendo del tipo de pelo que tengas (fino, medio o grueso) necesitarás una temperatura ideal para conseguir el mejor acabado posible. Los puntos entre los que oscilan la mayoría de marcas se sitúa entre los 75º-85º hasta los aproximadamente 220º-240º.

¿Cuál es la temperatura habitual para unas planchas? Normalmente se entiende que entre los 175º y los 190º se sitúa un pelo normal, de ahí que algunas marcas con modelos concretos tengan sólo una temperatura única.

¿Cuándo comprar unas planchas de pelo con selector de temperatura? Casi como requisito indispensable deberías pensar en comprarte un modelo con regulación de temperatura si tienes un pelo fino y quebradizo. Si tienes un pelo normal o grueso podrías pasar sin el regulador de temperatura.

Pasemos entonces al tamaño estándar o habitual. Básicamente podemos ver dos tipos de planchas según el ancho de las placas. Por una parte tendemos placas más estrechas, de entre dos y tres centímetros, que son muy útiles para cabello corto y/o rizado, ya que nos ayudará trabajar de manera más cómoda y versátil nuestro cabello. De otro parte, encontramos placas mucho más anchas, siendo este tipo de anchura favorable para cabello más largo así como grueso.

Material de las planchas para el cabello. Hasta hace algunos años, las planchitas estaban hechas de placas de metal, pero desde hace un tiempo las que se comercializan son de cerámica. Afortunadamente, la tecnología nos ayuda a no dañar tanto el cabello, mantenerlo en mejor estado y causar menos quiebres. Es cierto que las planchas de cerámica, también podemos encontrar algunas con ionización, o con placas de titanio aunque son más costosas, pero vale la pena hacer una inversión, sobre todo si la vas a usar con frecuencia. Es mejor que la placa no sea rígida, así puedes hacer diversos peinados y no sólo alisar el pelo.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla