Consejos para que tus hijos estén saludables

La comunidad latina ocupa el segundo lugar en problemas de obesidad y sobrepeso en Estados Unidos. Para que tus hijos no entren en esta estadística te brindamos algunos consejos que te ayudarán a que tus hijos coman alimentos más sanos.



Balancea los alimentos de tus hijos te sugiero incluir en el plato carbohidratos complejos como arroz integral, brócoli, zanahoria o pasta integral. Añadir también proteínas que se encuentran en el pollo, pescado, pavo y en la carne roja ayudará también, aunque se recomienda consumir éste último alimento de vez en cuando debido a la cantidad de grasas saturadas que tiene. Finalmente, equilibrar con fibra a través de una ensalada con vegetales que además contienen vitaminas y minerales contribuirá a que los niños crezcan saludables y fuertes.

Pon un toque de diversión en sus alimentos, quizás el incluir los nutrientes esenciales en los platillos no suene tan divertido para los pequeños, pero el decorarlos de una manera divertida los enloquecerá.

Dales el mejor ejemplo comiendo vegetales, los niños imitan lo que observan. Si ven que sus padres hicieron un mal gesto al comer un brócoli, ellos probablemente lo harán. Inculcar una sana alimentación también es una obligación que los papás tienen que seguir. Empezar por los padres para que ellos entiendan que son un ejemplo para que no haya un mensaje de contradicción en los niños.

Evita la comida rápida, este tipo de alimentos son alternativas rápidas, de precio razonable y permanentemente disponibles a la comida preparada en el hogar. Aunque son económicas para quien lleva un estilo de vida agitado, son particularmente ricos en calorías, grasas, grasas saturadas, azúcar y sal. Además pueden poner a los niños en riesgo de tener sobrepeso.

A pesar de la reciente moda de disminuir los carbohidratos, el balance final demuestra que no todos los alimentos que contienen estos compuestos son perjudiciales para tu hijo, a menos que se trate de carbohidratos complejos, como los que se encuentran en productos con presentación integral como el pan, arroz, pasta y harinas.

Los alimentos con alto contenido de azúcares agregados como las gaseosas, galletas, tortas, golosinas, postres, helados y algunas bebidas de frutas también suelen tener un alto contenido de calorías y pocos nutrientes esenciales. Por lo tanto, una dieta con alto contenido de azúcares generalmente está relacionada con la obesidad. Además, el consumo excesivo de alimentos con azúcares también puede provocar caries.

Hoy en día existen muchos productos procesados que contienen una alta cantidad de conservadores que no ayudan al buen funcionamiento del organismo. Evita comerlos. Prepara una rica ensalada en su lugar. Si no cuentas con mucho tiempo a la hora de cocinar congela previamente tus alimentos para así procurar llevar una mejor alimentación y así tus hijos podrán aprovechar todos los nutrientes.

Promover actividad física desde temprana edad también les ayudará a desarrollar hábitos saludables que van a necesitar por el resto de sus vidas.

Queremos limitar el tiempo que nuestros hijos pasan frente al televisor, pero puede haber un día lluvioso aquí y allá que los mantenga dentro de casa. Estimula a tus hijos a marchar, cantar, bailar e incluso pretender que están tocando instrumentos mientras ven sus programas favoritos.

Deja que tu hijo vea tu lado divertido y conviértete en su modelo de ejercicios relajándote y haciendo actividades en familia. Programa un día durante la semana si todos tienen un calendario ocupado, para que no te pierdas de esta importante cita. Escala en la pared del gimnasio, sal a montar bicicleta o simplemente corran de un lado al otro del patio.

El contar con el apoyo e incentivo de los padres es muy importante para los pequeños. Si no tienes el mensaje como familia no funciona. A los niños es muy importante premiarlos. Es muy importante motivarlos. Porque ningún niño va a hacer algo porque es saludable.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla