Ideas para desayunar rápido y saludable

El desayuno es el alimento más necesario del día porque es el que rompe el ayuno de la noche y nos da la energía para comenzar el día bien.



Con estas ideas ultra simples para tus mañanas, ahora también puedes hacerlo. Cada propuesta incluye gran cantidad de fibras, una combinación inteligente de nutrientes y aproximadamente unas 300 calorías, una cantidad pequeña pero ideal para comenzar el día de manera saludable y también perder algunos kilos.

Estos desayunos rápidos que te he enlistado son muy nutritivos ya que contienen elementos de todos los grupos alimenticios. Es importante vigilar las porciones para evitar desbalancear nuestra dieta.

Licuado de plátano y mantequilla de cacahuate

Los licuados o smoothies son una opción perfecta para llevarlos con nosotros en cualquier momento del día. En este caso basta con licuar 1 plátano congelado, 2 cucharadas de mantequilla de cacahuate, 1 taza de leche de almendras y un par de cubos de hielo. Una vez listo, podrás llevarlo en un contenedor al gimnasio o ir tomándolo en el auto de camino al trabajo.

Fruta con yogurt

Uno de los desayunos más fáciles, saludables y deliciosos son la fruta con yogurt. Mezcla una taza de yogurt natural bajo en grasa o yogurt griego natural con una porción de fruta de temporada natural. Con esta receta hay que tener cuidado para evitar los excesos que pueden afectar los niveles de glucosa en sangre, particularmente si eres diabético.

Plato de cereales

Un buen plato de cereales, ya sea frío o caliente, complementado con algo de frutas y quizás algunas nueces o semillas, es una de las opciones de desayuno más inteligentes que puedes elegir. Busca cereales con gran cantidad de fibra alimentaria, al menos 3 gramos por porción. No te olvides de incluir cereales integrales como avena o trigo en lugar de granos procesados. Evita los cereales demasiado endulzados, porque harán que el nivel de azúcar en tu sangre se eleve y luego descienda, y eso se traducirá en cansancio y hambre a media mañana.

2/3 de taza (150 ml) de copos de salvado
2 cucharadas (30 ml) de pasas de uva
2 cucharadas de té (10 ml) de nueces picadas o semillas de girasol (opcional)
225 ml de leche descremada o baja en grasas

Huevos y pan

Un huevo, un bollo de pan, frutas y leche: una opción increíblemente nutritiva lista en solo unos minutos. Si nunca antes habías probado un sándwich de huevo, es hora de que te unas al club; son deliciosos, prácticos y muy fáciles de preparar. Además, este es un desayuno que tranquilamente puedes conseguir en cualquier lugar. Si tienes alguna cafetería o restaurante favorito, avisa que vas a pedir esto habitualmente y así solo tendrás que decir: “lo de siempre”.

1 huevo, revuelto, poché o duro
1 pan integral pequeño
1/2 taza (125 ml) de ensalada de frutas frescas
225 ml de leche descremada o baja en grasas

Copa Melba con queso cottage

El queso cottage es queso “fresco”, esto significa que la cuajada no ha sido curada o madurada. Su textura húmeda y fluida y su sabor suave lo convierten en el acompañamiento ideal para diferentes tipos de platos, como frutas y dulces, cereales, frutas secas, especias y vegetales. Existen distintas variedades con distintos niveles de grasa, desde completamente descremados hasta quesos con 4 por ciento de grasa. Te recomendamos que elijas uno de los que se encuentran en el medio de ese rango, un queso bajo en grasas.

1/2 taza (125 ml) de queso cottage bajo en grasas
1/2 taza (125 ml) de rodajas de durazno
1 cucharada de té (5 ml) de mermelada de frambuesas
1 rebanada de pan de pasas tostado
3/4 de taza de leche saborizada: calentá 3/4 de taza (175 ml) de leche desnatada o baja en grasas en microondas por 30 segundos y luego saborizala con 1/2 cucharada de té (5 ml) de extracto de vainilla y un toque de miel o azúcar.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla