Naturalmente bella



La fitoterapia, nombre que se aplica al uso medicinal de las plantas, nunca ha dejado de tener vigencia. Las plantas medicinales y los remedios aplicados por sus virtudes en antiguas culturas como la mexicana, egipcia, griega o romana, se siguen usando hoy.

Una condición indispensable para que la fitoterapia cosmética tenga efectos beneficiosos en nuestro cuerpo es el correcto funcionamiento del metabolismo, un buen equilibrio hormonal y del sistema nervioso, que se verán reflejados en una piel saludable y tersa. Tú puedes utilizar en casa las hierbas que te ayudarán a mantenerse bella haciendo tus propias cremas, en infusiones, vaporizaciones faciales, compresas, mascarillas o baños de tina. A continuación te explicamos las cualidades y beneficio de las plantas más usadas.

EL PRIMER PASO SERÁ SELECCIONAR LAS HIERBAS DE ACUERDO A TU PIEL:

PIEL SECA O SENSITIVA

Lavanda, manzanilla, geranio, rosa, jazmín, naranja, pachuli y perejil

PIEL NORMAL

Lavanda, romero, naranja, menta, manzanilla, geranio y rosa

PIEL CON ACNÉ

Eucalipto, árbol del té, limón, ciprés, junípero y tomillo

PIEL GRASOSA

Romero, limón, mejorana, eucalipto, menta y albahaca

Manzanilla

Es un calmante natural. Ayuda a aliviar inflamaciones, suaviza la piel y promueve la regeneración celular. Ejerce un efecto aclarador, calmante y limpiador. El té de manzanilla puro puede ser usado como tónico facial y como compresas en los ojos para desinflamar y para la conjuntivitis; en fricciones para reumatismo. Además realza el color del pelo rubio.

Té negro

El té verde o negro es rico en antioxidantes. Es antiinflamatorio y tiene propiedades anti-irritantes. Recientemente se empezó a usar en cosméticos. El verde tiene más antioxidantes que el té negro común. El té sin procesar que se consume en la India tiene aún más antioxidantes. Es un excelente astringente para la piel.

Albahaca

Repelente de mosquitos, fortalece el pelo y ayuda a preservarlo de la caída. Tómala en té si tienes problemas nerviosos. Una infusión de flores secas en el agua de baño, te relajará.

Bambú

Contiene un alto contenido de sílice, un oligoelemento importante sobre todo para la piel y los huesos; refuerzan las defensas del organismo restableciendo el equilibrio electrolítico. Al envejecer, la cantidad de sílice en el organismo disminuye y esta pérdida conlleva la resequedad de la piel y la aparición de arrugas y manchas. La administración de sílice exógena combatirá el envejecimiento de la piel y de otros tejidos.

Lavanda

Una de las hierbas más usada en cosméticos. Es relajante, calmante y promueve la regeneración celular. Puede usarse para un baño de tina porque promueve el relajamiento. Se usa en dermatosis, acné, infecciones cutáneas benignas y heridas; es bactericida, antiséptica y cicatrizante. Aplícala como comprensas para quemaduras y picaduras de insecto. Disuélvela en alcohol y utilízala en fricciones para el reumatismo.

Rosa (pétalos)

Limpia a fondo los poros y favorece la circulación de la sangre, vigoriza y tonifica la piel. Ya sea en aceite esencial, en pétalos o agua de rosa, ayuda a tratar arrugas, desinflamar la piel sensible, combatir la sequedad excesiva y rejuvenecer. Posee abundantes taninos con acción astringente, anti-diarreica, antiinflamatoria y cicatrizante.

Tomilla

Se utiliza en dermatosis, forúnculos, heridas, desinfección cutánea y caída del pelo. Puedes diluir la esencia en alcohol en una solución jabonosa (para esterilizar las manos). Es beneficioso en inhalaciones o en gargarismos para afecciones respiratorias.

Menta

Tiene propiedades astringentes y un olor muy agradable. Se usa en productos alimenticios, cosméticos y desodorantes. La menta es refrescante y combate las infecciones; limpia las vías respiratorias. También puede utilizarse para aromatizar productos de belleza. Por el mentol posee una acción descongestiva, antiséptica, antimigrañosa y analgésica.

Romero

Es muy útil como reconfortante para el agotamiento. Para un efecto tonificante prepara una infusión con 4 cucharaditas de hojas en un litro de agua, toma una taza en la mañana, y otra al medio día.

Con aceite podemos utilizarlo para dar masajes, realizar inhalaciones y preparar baños vigorizantes. Las flores de romero pueden, incluso, reducir las arrugas ya existentes. Es antiséptico, relajante, antirreumático, cicatrizante y estimulante del cuero cabelludo.

ES FÁCIL REALIZAR UNA VAPORIZACIÓN FACIAL; SIGUE ESTOS SENCILLOS PASOS

    -Limpia tu cara, quita el maquillaje, asegúrate de retirarlo de los ojos.

    -Pon a hervir un litro de agua. Retira del fuego y añade un manojo de las hierbas seleccionadas.

    -Pon la mezcla en un recipiente que mantenga la temperatura para que la generación de vapor dure más. Tapa y déjalas reposar por 5 minutos.

    -Ten cuidado con la temperatura. Si la sientes muy caliente espera unos cuantos minutos para empezar el tratamiento.

    -Siéntate cómodamente, y con la cabeza cubierta con una toalla (en forma de tienda para conservar el vapor). Mantén tu rostro a una distancia prudente para no quemarte. Acércala a la fuente del vapor por 10 o 15 minutos.

    -Después de lo anterior, límpiate con tónico o lávate con agua tibia. Espera unos minutos para que la piel se recupere y aplica una mascarilla o tu humectante.

    -¡Relájate!


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla