Prepara tu sopa de manera más saludable

En los sazonadores, ingredientes o especias también hay diferencias en cuanto a calidad nutricional y calidad de ingredientes se refiere.



La clásica sopa de verduras que no puede faltar en tu casa. Fácil de hacer, saludable y deliciosa. Esta receta es muy noble ya que puedes cambiar los vegetales por los que más te gusten o los que tengas en tu refrigerador. Es una buena manera de aprovechar y usar los vegetales que se van a echar a perder.

A continuación te daré algunos tips para hacer sopas mucho más nutritivas.

1. Prepara tu propio caldo

La base de la mayoría de las sopas es el caldo, y para hacer tu sopa más saludable lo mejor es que prepares tu propio caldo.
Debemos evitar los sazonadores ya sea en polvo o cubitos, de pollo, res o tomate, los consomés y sazonadores, son una mezcla de aditivos sintéticos, grasa, sal y azúcar no saludables.

Sabemos que puede resultar más sencillo utilizar los caldos comerciales que venden en el supermercado; el problema es que la mayoría están saturados de sal, grasas y químicos.

2. Aplica tu creatividad a las verduras

Si estás preparando una sopa de verduras básica para la semana, no agregues solo las verduras más conocidas, sino que añade aquellas verduras que quizás casi nunca comes, como los nabos, hinojo, apio, calabaza, corazones de alcachofa, y verduras de hojas picadas. De esta manera podrás disfrutar de una sopa más nutritiva.

3. Cambia la textura

Si te gusta más la sopa con una textura cremosa, transforma las verduras en puré pasándolas por la licuadora. Así podrás disfrutar de una textura suave sin añadir crema u otros ingredientes altos en calorías.

Hasta puedes añadir 1/2 taza de frijoles blancos, o 1 o 2 papas pequeñas para más cremosidad.

4. Experimenta con los granos enteros

Las sopas son el vehículo perfecto para consumir granos con los que no cocinas a menudo. Piensa en cebada, farro, arroz salvaje, trigo bulgur y quínoa si no acostumbras a utilizarlos en tus comidas diarias.

5. Transfórmala en una comida completa

Si no quieres pasar trabajo preparando dos platos, transforma la sopa en una comida completa añadiendo frijoles o lentejas.
Las sopas son una manera fácil de incorporar más proteínas de origen vegetal a tu dieta. ¡Y quedará deliciosa!


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla