¿Qué tan saludable es llorar?

Llorar es muy saludable porque es fundamental expresar los sentimientos con libertad y no reprimirlos. El llanto es una reacción externa ante un modo de sentir interno.



“El hecho de que corran lágrimas por la cara durante una risa violenta es común a todas las razas de la humanidad”, dijo Charles Darwin. De hecho, todos -en mayor o menor medida- lloramos. De alegría, tristeza y hasta de impotencia. Hay tantos tipos de llantos como personas en el mundo.

Es cierto que las mujeres lloramos de 2 a 7 veces más que los hombres, pero eso no significa que ellos no lloren. ¡Vamos! Un par de lágrimas no le hacen mal a nadie, incluso hasta pueden ser favorables.

El doctor William Frey, del Saint Paul Ramsay Medical Center, en Minessota, asegura que los gestos de la risa y el llanto son muy similares y “una buena llorada” alivia tensiones, elimina la tristeza y permite que una persona se conozca mejor a sí misma y se relacione de una forma más honesta con los demás.

Los resultados de los estudios realizado por Frey establecen que “llorar no sólo viabiliza el desahogo y la distensión de las emociones, sino que permite a una persona ver con claridad; pues las penas obstruyen el intelecto.”

Estas consideraciones explican la razón por la cual es menor el número de mujeres que sufren de úlceras y ataques cardíacos. Los hombres, como desde pequeños se les advierte que “los machos no deben llorar”, se “tragan” sus emociones para no poner en entredicho su masculinidad; por eso aumentan su carga de estrés y esto afecta de manera sensible su salud.

Aunque no lo creas, llorar también beneficia tu salud emocional, pues te ayudará a sacar las sensaciones negativas que un determinado evento o circunstancia haya causado a tu vida.

Llorar definitivamente no es una debilidad del ser humano, es una válvula de escape, como si se tratara de una olla de presión, no permitirse llorar sólo provocará ganar más presión, sentirse impotente e incontrolable y en el momento menos esperado explotar; es alimentar una bomba de tiempo, cuya única finalidad será explotar en el momento que menos se esté esperando.

El llanto se produce cuando una barrera psicológica o perturbación desaparece. Eso significa recuperación y adaptación más que la continuación de la angustia o la excitación”, reveló un estudio sobre por qué los adultos lloran. Las lágrimas suelen ser una reacción a la separación y la pérdida, pero indican que terminó la etapa más dura y que vas a sentirte mejor.

Cada vez que quieras llorar: llora, que nadie te lo impida, no creas que te convertirás en un llorón o llorona, piensa que te estás moldeando correctamente, hasta llegar a ser un ser humano razonable y que aprende a equilibrar sus emociones.

¿Sabes por qué lloramos más por la noche? Los científicos descubrieron que solemos posponer la respuesta natural de llorar porque no creemos que la situación o el lugar sean apropiados para hacerlo. Entonces, ante señales específicas como ver la tele o leer, se reactivan los recuerdos y largamos las lágrimas contenidas. No dejes que tus sentimientos te avergüencen. ¡Exprésate!

Reír es saludable, llorar también lo es y si lo que procura es vivir por mucho tiempo, empiece haciendo lo correcto, no deje para mañana las lágrimas que puede derramar hoy.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla