Jabón de Alepo ¿Conoces sus beneficios?

Este jabón procedente de Oriente es totalmente natural, se convertirá en uno de tus mayores aliados ya que limpia, desinfecta, nutre la piel y es apto para todos los tipos de piel.



El jabón de Alepo se ha hecho a partir de dos aceites vegetales: el de laurel y oliva. Comenzó a hacerse en Alepo, la ciudad que le dio el nombre. Según algunas escrituras, precede al jabón de Marsella. Los otros dos ingredientes que incorporan son agua e hidróxido de sodio, esencial para la saponificación.

No contiene colorantes, conservantes, perfumes ni productos químicos, por lo que es un jabón totalmente natural, además de ser completamente vegetal y biodegradable. La mayoría de sus propiedades se las debe a los aceites que lo componen.

Es un antiséptico inigualable, capaz de relajar la piel y abrir los poros; la limpieza que genera es profunda. Además elimina las bacterias responsables de los malos olores, sin ser agresivo con nuestra piel. Del aceite de oliva toma la vitamina E y los polifenoles, lo que le aporta propiedades antioxidantes y anti-envejecimiento.

Entre los beneficios que nos aporta a la piel:

Para el acné. Esta afección dermatológica que aparece durante los primeros años de adolescencia, en la pubertad, consiste en la alteración de producción de sebo en el rostro. Las hormonas se “alteran”, y secretan más grasa de lo normal. Si la piel no se limpia adecuadamente, las bacterias acaban provocando una inflamación de los folículos que dan lugar al acné. Algunos dermatólogos recomiendan el jabón de Alepo para prevenir el acné, ya que regula los niveles de sebo en el rostro.

En la psoriasis. Una alteración en el sistema inmunológio es la causante de esta afección dermatológica. Aparecen muchos cuerpos escamosos en la piel. Las propiedades limpiadoras del jabón de Alepo, así como su acción antibacteriana y desinfectante son efectivas para su tratamiento. Aún así, siempre es mejor una combinación con los medicamentos adecuados.

Para el pelo. El cabello necesita una hidratación constante y un aporte de minerales que a veces son carentes en nuestra dieta. El aceite de oliva presente en el jabón de Alepo aporta ácidos grasos insaturados que conservan la hidratación celular y nutren los folículos pilosos y las fibras. Quedará fortalecido y suave. Hay muchos shampoo que lo incluyen.

Para la piel. Tanto de la cara como del cuerpo, es muy útil para todas las enfermedades dérmicas comentadas anteriormente. El jabón de Alepo es un excelente limpiador e hidratante.

En el afeitado. La espuma que produce protege la piel frente a rojeces.

Es un desmaquillante muy eficaz. Suaviza la piel después de lavarte la cara, además de calmar las zonas que han podido quedar irritadas. Incluso lo puedes utilizar como mascarilla, ya que nutrirá tu piel gracias a los beneficios de los aceites que lo forman.

Utilizarlo es de una manera muy sencilla ya que puedes mojarte las manos en agua tibia. Posteriormente, frótalo suavemente para que se haga espuma. Extiéndelo por la parte de tu cuerpo que quieras tratar con ligeros masajes.

Acuérdate de evitar zonas sensibles como el contorno de ojos o los orificios naturales del cuerpo. Cuando hayas terminado, enjuaga las manos. Puede ser conveniente el uso de una crema hidratante para evitar que queden demasiado resecas.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla