Rigatoni con tomate



Ingredientes

Tiempo de preparación: 30 minutos
Raciones: 4 porciones

1 taza de Rigatoni (pasta tubular estriada) o Mostaccioli

Aceite de Oliva

¼ de taza de Cebollín rebanado

2 dientes de Ajo machacados

1 taza de Calabacitas rebanada

1 cucharadita de Albahaca fresca picada o ¼ de cucharadita de Albahaca seca

1 cucharadita de Mejorana fresca picada o ¼ de cucharadita de Mejorana seca

1/8 de cucharadita de Sal

1/8 de cucharadita de Pimienta Negra

1 taza de Tomate Rojo, sin semillas y picado grueso

¼ de taza (30 g) de Queso Feta desmenuzado o Queso Mozzarella semidescremado rallado

Preparación

Cuece la pasta siguiendo las instrucciones de la envoltura; escúrrela.

Engrasa un wok o una sartén grande con el aceite de oliva; calienta a fuego medio-alto. Agrega la cebolla, el cebollín y el ajo; fríelos por 1 minuto. Añade la calabacita, la albahaca, la mejorana, la sal y la pimienta; cuece y revuelve de 2 a 3 minutos o hasta que la calabacita esté suave. Incorpora el tomate y la pasta; calienta bien.

Divide la pasta en cuatro platos extendidos y espolvorea con el queso.

Beneficios

La calabacita, con un alto contenido de agua (92%), es rica en minerales, sobre todo potasio, vitamina C y B-caroteno. Ayuda a regular la función del intestino. La fibra que contiene le permite prevenir y mejorar casos de estreñimiento. Se digiere fácilmente y por ello es apto para la dieta del babé.

El queso feta, queso griego de leche de cabra curado en salmuera, también es popular en Italia, Francia y Estados Unidos. Su sabor es intenso, fuerte y salado.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla