Lo que debes hacer antes de una depilación láser

Te diremos que es lo que tienes que hacer antes del tratamiento que te ayudarán a prepararte para la depilación láser.



Antes del tratamiento láser, debes ir a consultar con un dermatólogo para aprender sobre el proceso, los efectos secundarios y saber si eres una buena candidata para el procedimiento.

Pasar por una depilación láser es la única forma de reducir o eliminar permanentemente el crecimiento del vello.

1. La piel no debe estar recién bronceada antes de la sesión de depilación láser

En pieles claras es suficiente con que haya transcurrido un mes desde la exposición solar.

En pieles oscuras es mejor dejar pasar dos meses.

Los láseres de depilación atacan a la melanina del vello, la piel no debe tener melanina recién activada porque también absorbería la luz del láser.

2. No se debe arrancar el pelo antes de la sesión de depilación

Una parte muy importante de la eficacia del láser sobre el folículo piloso va a depender del vello presente en el mismo. El pelo está muy cargado de melanina y absorbe muy bien la luz y la transmite al folículo.

Si el vello no está presente, la sesión de depilación será mucho menos eficaz.

3. Cada tipo de piel y pelo tienen su láser ideal

Es el médico experto el que define qué tipo de láser es el más adecuado para cada paciente. Dado que el vello residual cambiando a lo largo del tratamiento, es muy habitual que nuestros pacientes sean tratados con distintos tipos de láser según la etapa de tratamiento en la que se encuentran.

4. El vello fino y claro es poco sensible al láser

La eficacia de la depilación láser se basa en la capacidad del vello en absorber la luz, lo cual está condicionado porque sea grueso y oscuro.

El vello fino y poco pigmentado, y las canas, responden pobremente al tratamiento. Es mejor no incluir en el tratamiento zonas con vello fino y claro.

5. El resultado de la depilación debe ser homogéneo

No deben quedar parches de pelo sin tratar.

Si al cabo de 7 -10 días empieza a brotar el pelo de forma prematura y parcheada, delata una sesión irregular o incompleta que precisa un repaso.

Sin embargo no hay que confundirlo con el vello destruido que la piel expulsa.

6. El tiempo que el paciente se mantiene limpio de vello debe ser prolongado si la sesión ha sido eficaz

Una sesión de depilación médica láser deja al paciente depilado mucho tiempo. En torno a los dos meses como mínimo.

Una vez realizada la sesión la zona debe mantenerse depilada del vello grueso durante un mínimo de 5-6 semanas. Si el pelo aparece antes de los 15 días será necesario repasar porque la sesión no habrá sido totalmente eficaz. En los centros de depilación cosmética con luz pulsada los pacientes no se mantienen limpios de pelo más de un mes.

7. El intervalo entre sesiones por lo tanto debe ser amplio y creciente a partir de los 2.5 meses

Para que la sesión sea más rentable, es bueno dar suficiente tiempo a que el vello residual haya vuelto a brotar.
Como a medida que hacemos sesiones cada vez queda menos vello y tiene un crecimiento más lento, las sesiones se van espaciando cada vez más y el paciente se mantiene mientras tanto depilado.

Al principio el intervalo interesante para la depilación femenina corporal es cada 2.5 meses, la siguiente sesión en 3 meses, la siguiente en 4 meses… al final las últimas sesiones se hacen cada 6 meses o cada año para dar tiempo a que el vello residual brote.

8. El rasurado entre sesiones es interesante

Cuando el vello empieza a brotar pero todavía no toca realizar la siguiente sesión, el paciente puede mantenerse limpio mediante rasurado o crema depilatoria.

Esto permite que el paciente se mantenga cosméticamente cómodo mientras deja transcurrir algo más de tiempo para que se reúna más vello activo.

9. El último rasurado antes de la siguiente sesión al principio 1 semana antes de la sesión y en las últimas sesiones 15 días antes

Para ajustar correctamente el láser, necesitamos ver el vello y su respuesta, por eso:

En las primeras sesiones recomendamos que el último rasurado sea de una semana antes.
En las últimas sesiones pedimos a los pacientes que vengan sin rasurar de dos semanas antes porque el vello crece mucho más despacio.

10. Para aliviar la molestia: ¿crema anestésica?

La depilación láser se tolera bastante bien simplemente con los sistemas de frío que empleamos para enfriar la epidermis.

No obstante, en pacientes con menos tolerancia o en zonas especialmente sensibles como las ingles algunos pacientes prefieren acudir a la sesión con crema anestésica previamente aplicada.

La crema anestésica se debe colocar una hora antes de realizar la sesión y cubrir la zona con una cura de papel de plástico para facilitar su eficacia. La crema anestésica se debe emplear con responsabilidad, nunca se debe emplear más de un tubo por sesión porque más allá puede tener toxicidad.

11. Después de la sesión es bueno aplicar una crema para la irritación de la piel

Inmediatamente realizado el tratamiento se produce edema perifolicular, una discreta inflamación en el entorno de cada folículo piloso (semejante a una urticaria) que es el mejor signo de eficacia.

Para rebajar esta respuesta más rápidamente, se puede aplicar una crema calmante a base de Aloe y Manzanilla. Y recomendamos a los pacientes que se la apliquen dos o tres veces al día durante los dos siguientes días.

12. La exposición solar después de la sesión se puede realizar a la semana

Una vez realizada la sesión, el paciente puede exponerse al sol transcurridos 3 ó 4 días, cuando haya remitido la irritación de la piel.

No es necesario esperar un mes para exponerse al sol.

No confundir con el tiempo que hay que esperar para volver a hacerse una depilación con láser, que sí que es de un mínimo de un mes.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción