Tips para lucir un maquillaje espectacular

Los elementos que hacen destacar el maquillaje suelen ser los que a simple vista no se ven, como por ejemplo la iluminación y la profundidad.



La iluminación tiene como propósito darle vida a los rasgos más hermosos de tu cara. Y esto lo logramos aportando volumen con colores claros.

La profundidad, por el contrario, se consigue con colores oscuros para aportar más ángulos al rostro y de esta manera esconder y disimular los rasgos que menos nos gustan.

La luz y los contornos deben aplicarse en la línea de la mandíbula y en aquellos puntos en donde se produce una sombra, como por ejemplo alrededor de la nariz, alrededor de la boca y en las ojeras. Esto ayudará a que tu cara se vea más angular y viva.

La profundidad, sin embargo, debe darse en la parte superior de la sien (cerca del nacimiento del pelo), bajo los pómulos y en la papada. Aplicando pequeños brochazos difuminados lograremos esconder aquello que no nos gusta. Además, crearemos la profundidad que se necesita para que lo que realmente deseas que se vea se note mucho más.

Los labios – Si los ojos se pintan de oscuro, debes utilizar un lápiz labial claro. La atención debe concentrarse en un único punto de tu rostro

Los ojos – Utilizando lápices de color morado, verde o azul en el nacimiento de las pestañas, también lograrás darle profundidad a la mirada.

El rímel o pestañina – Nunca debes olvidar el rímel en la parte inferior del ojo, pues este detalle es también el responsable de enmarcar tu mirada. Cuando las pestañas sean demasiado largas es aconsejable que las encrespes para que tu mirada se abra dando como resultado un aspecto mucho más llamativo.

El polvo suelto – Este producto es el gran fijador de tu maquillaje. Aplícatelo siempre para sellar el maquillaje y lograr que dure más. Es importante utilizar la misma base y polvo en el cuello y en las orejas para ganar uniformidad.

Sombras – Debes asegurarte de que no se vea el corte entre una sombra y otra. Difumina bien los colores entre sí para que tu aspecto sea mucho más natural.

Antes de maquillarte lava la cara con agua fría para cerrar tus poros. También debes aplicarte una crema hidratante y esperar a que la piel la absorba.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla