El Arte de No Enfermarse



Consejos para la salud simples para saber cómo evitar enfermedades

1.- Si no se quiere enfermar, ¡hable de sus sentimientos!

Emociones y sentimientos que son escondidos o reprimidos, vienen terminando en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores lumbares y dolor en la columna entre otras. Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera hasta el cáncer. Vamos entonces a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidad, nuestros “secretos”, nuestros errores !El diálogo, el hablar, es un poderoso remedio y una excelente terapia!

2.- Si no se quiere enfermar, ¡tome decisiones!

La persona indecisa permanece en duda, ansiedad y angustia. La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones. La historia humana está hecha de decisiones. Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajas y valores para ganar otros. Las personas indecisas son víctimas de dolencias nerviosas, gástricas y problemas de la piel.

3.- Si no se quiere enfermar, ¡busque soluciones!

Personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas. Prefieren lamentarse, murmurar y ser siempre pesimista.
Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad. Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad.

4.- Si no se quiere enfermar, ¡no viva de apariencias!

Quien esconde la realidad se la pasa fingiendo, haciendo poses; quiere siempre dar la impresión de estar bien, mostrarse perfecto, bonachón, etc., sin saber que está acumulando toneladas de peso. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz. Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor.

5.- Si no se quiere enfermar, ¡acéptese!

La ausencia de autoestima hace que nos volvamos ajenos de nosotros mismos. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable.
Quienes no se aceptan a si mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, competitivos, destructivos. Aceptarse y aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia.

6.- Si no se quiere enfermar, ¡confié!

Quien no confía, no se comunica, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relacionamiento. La desconfianza es falta de fe en sí, en los otros y en Dios.

7.- Si no se quiere enfermar, ¡no viva siempre triste!

La alegría, la risa, el bueno humor, el reposo; recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar su entorno. “El buen humor nos salva de las manos del doctor“. La alegría es salud y terapia.

Excelentes consejos para la salud que sin duda alguna nos aclaran loas dudas de cómo evitar enfermedades y vivir plenamente. Téngalos siempre presente y disfrutará de una muy buena salud

Fuente: www.quierovivirmejor.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla