El poder del Ajo Negro



Su sabor es más tenue que el blanco y sus nutrimentos son incontables.

Conociendo su origen

Este alimento se prepara sometiendo al ajo crudo y fresco a una temperatura controlada con una humedad alta. Durante este proceso no se incluye ningún químico. El ajo negro se produce principalmente en países asiáticos, aunque también ha empezado a comercializarse en Estados Unidos, Europa, Argentina y Canadá.

¿Por qué te hace bien?

    • Durante este proceso de envejecimiento, el ajo negro aumenta las de por sí magníficas propiedades del ajo. Este alimento cuenta con ocho aminoácidos esenciales que le ayudan a nuestro organismo a optimizar sus procesos.

    • Contiene alicina, un compuesto que ayuda a controlar la hipertensión, o bien, a disminuir el riesgo de padecerla.

    • Tiene mucho potasio. Este nutriente permite prevenir los calambres y es un excelente diurético.

    • Sus compuestos azufrados ayudan en la formación de colágeno; por lo mismo, es muy efectivo contra los problemas de la piel, la artritis y las lesiones musculares.

    • Su ácido linoleico protege tu corazón y previene la aparición de males cardiovasculares.

¿Y sus usos culinarios?

    • Como su textura es muy blanda, es ideal para untar en panes o tostadas.

    • Puede utilizarse para condimentar los platillos en los que normalmente incluimos el ajo, como las sopas, las carnes, las salsas y los sofritos.

    • Se recomienda aprovechar su exquisito sabor en pizzas, pastas y arroces.

2 Básicos

1. El ajo negro te ofrece las maravillosas bondades del ajo sin dejar su olor en tu aliento.

2. Aunque en algunos sitios se le conoce como ajo fermentado, el ajo negro no se somete a un proceso de fermentación, ya que en su periodo de transformación no intervienen levaduras o bacterias. Por lo mismo, el término correcto para calificar su producción es ‘proceso de envejecimiento’.

Cómo comprarlo y conservarlo

    • El ajo negro se encuentra disponible en algunas tiendas naturistas y especializadas. Elige siempre las cabezas más compactas.

    • Conserva tus ajos en un lugar fresco, seco y que tenga suficiente ventilación.

Fuente: www.movimientoalnatural.com.mx


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla