Esponja de maquillaje Beautyblender

¿Aún no conoces la esponja de maquillaje Beautyblender? ¿Has oído hablar de ella pero su precio te hace plantearte si realmente merece la pena?



Las esponjas destinadas a aplicar la base de maquillaje cada vez tienen más éxito, por supuesto toda la culpa la tiene la famosísima Beautyblender, la precursora en este tipo de accesorios.

Su secreto es el precioso acabado que se consigue con este tipo de esponjas, el efecto es de airbrush como si hubiésemos utilizado un aerógrafo ya que no deja rayas sobre la piel y el acabado es muy natural.

Pero no solo para las bases tienen funcionalidad, el corrector o los rubores en crema son muy fáciles de aplicar con estas esponjas y a la vez obtener un resultado muy bonito.

Lo maravilloso de esta esponja es:

    • No absorbe el maquillaje. (Evita el desperdicio)
    • Su forma hace que sea fácil de usar, logrando llegar a todo tu rostro.
    • Deja una textura uniforme y suave.
    • Completamente hipoalergénica, está libre de látex.

La esponja Beautyblender, rosa con forma de huevo, bueno a estas alturas ¿quién no la conoce?. Más tarde esta esponja también la encontraríamos en color negro y te preguntaras que tiene de especial en este tono, pues que al ser negra se ve mejor el producto y así controlas mejor la cantidad, por ejemplo en el caso de los coloretes en crema en la rosa apenas se aprecian y con esta versión es mucho más fácil.

Para el mismo cometido vale su esponja blanca (sí, también la hay en blanco) y donde también se aprecian perfectamente los pigmentos.

En muy poco tiempo esta esponja se ha hecho muy famosa y hay quien incluso no puede vivir sin ella ya que el acabado que deja a la hora de aplicar la base de maquillaje es perfecto, la encuentro muy práctica además no contiene látex, es inodora e hipoalergénica.

Se trata de una esponjita con forma de huevo que al humedecerla duplica su tamaño. Su uso es bastante simple; la pones debajo del grifo y la estrujas varias veces para que absorba el agua hasta que está completamente mojada, después la estrujas una última vez para eliminar el exceso de agua (la puedes escurrir con una toalla) y ¡listo! Verás que ha crecido de forma considerable, que su superficie es mucho más porosa y que es mucho más suave y esponjosa al tacto.

Este paso es fundamental, ya que si no la humedeces no conseguirás esa textura tan porosa y desperdiciarás parte de tu base de maquillaje, ya que las esponjas de maquillaje absorben más producto que las manos o una brocha. Sin embargo, al humedecerla conseguimos que el agua que contiene no permita absorber tanto producto.

Pero la clave no está sólo en su textura. La forma de huevo también está perfectamente estudiada. Y es que su base redondeada es perfecta para aplicar la base de maquillaje por todo el rostro, mientras que la parte en punta nos permite llegar a zonas más inaccesibles, como la zona de la ojera o alrededor de la nariz y la boca.

Evidentemente viendo el éxito que ha ido teniendo “la Blender” muchas otras marcas han sacado su propia esponja con misma forma y mucho más económicas porque vamos a ver, en un principio pagar unos 20 euros (360 pesos mexicanos) por una esponja pues puede doler.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla