Llega para este 2016 el hair contouring

El hair contouring el objetivo es rejuvenecer el rostro de la mujer resaltando y potenciando con unos estudiados juegos de luces y sobras, las facciones más bellas y disimular o esconder aquellas que nos afean.



Se acabó eso de llegar a la peluquería y pedir que te hagan las mechas o que te retoquen el tinte de las raíces. Ahora todo estilista que se precie debe saber aplicarte un buen «hair contouring», que viene a ser algo así como un cortoneado de rostro a través de la coloración del cabello.

Y es que, cuando ya creíamos saberlo todo sobre el «contouring», el diccionario de belleza se amplía para incluir este concepto en el que las luces y las sombras las aporta la coloración del pelo, y no el maquillaje. ¿Cómo? Pues jugando con tonos claros, medios y oscuros a lo largo de toda la melena, teniendo siempre en cuenta el corte de la cara.

Cara redonda: la longitud y la anchura de la cara es igual. Las características incluyen una frente más corta y un mentón y una mandíbula redondeada.

Cara cuadrada: la longitud, la anchura y la línea de la mandíbula son iguales en longitud. Las características incluyen rasgos faciales más anchos, más nítidos y línea de la mandíbula y la frente más corta.

Si tienes una cara redondita o cuadrada, lo ideal es utilizar tonos más oscuros en los laterales frontales y más claros en la zona alta.

La clave del hair contouring en rostros redondos y cuadrados se basa en aportar verticalidad. Para alargar una cara redonda, se debe aligerar la parte superior del cabello y los extremos utilizando una técnica a mano alzada. En las sombras de los lados de la cara se debe usar un tono más oscuro para añadir profundidad. La ligereza en la parte superior de la cabeza y el sombreado alrededor de los lados harán que la forma de la cara parezca más delgada y más contorneada.

Si el tipo de rostro es muy pronunciado recomendamos usar en la zona superior mechas oscuras y dejar las zonas interiores más claras.

Cara diamante: cuando los pómulos son más anchos que la frente y la mandíbula.

Cara alargada: la longitud de la cara es de aproximadamente más de 1 ½ veces más largo que ancho, con una amplia frente, pómulos y la línea de la mandíbula. La forma más o menos se asemeja a un rectángulo con esquinas más suaves.

Cara rectangular: esta forma de la cara tiene características similares a la cara alargada siendo más larga que ancha, pero con una línea de la mandíbula angular más definida y una frente más amplia.

La clave del hair contouring en rostros diamante, alargados y rectangulares se basa en aportar horinzontalidad. En estos casos se usarán los tonos más oscuros en la zona alta y frontal consiguiendo el efecto barrido de mechas más claras desde las sienes hasta la mandíbula. Para ampliar los rasgos faciales de la cara se mantendrán las raíces y la parte de abajo más oscuras. De esta manera se crean sombras en la parte superior de la cabeza y alrededor de la línea de la mandíbula. El único punto importante es mantener alrededor de la cara tonos más claros para enmarcar el rostro y mechas que iluminen ligeramente la zona de las orejas con un estilo ombré para conseguir el efecto de que la cara alargada parece más ovalada.

Cara corazón o triangular: cuando la frente es ancha y la barbilla puntiaguda y más estrecha. La forma del rostro es muy parecida a un triángulo invertido.

La clave del hair contouring en rostros triangulares o corazón es conseguir la armonía. Con el fin de suavizar la forma de la barbilla sin ampliar la frente, se aplicará un color más oscuro en la parte superior de las áreas de la cabeza hasta la altura de las orejas. A partir de esta zona, se suavizan y aclaran los tonos cada vez más claros conforme se va llegando a la mandíbula. La sección de alrededor de la cara también se enmarca en tonos claros para resaltar el rostro.

En definitiva, resulta una técnica novedosa que te ayudará a encontrar el look que mejor se adapte a lo que deseas con tan sólo una visita a la peluquería, eso sí, no olvides seguir cuidando tu cabello de forma correcta, sobre todo al recurrir a tintes.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla