Pechugas de pollo con Salvia



Ingredientes

Tiempo de preparación: 25 minutos
Raciones: 4 porciones

4 medias Pechugas de Pollo, limpias y sin hueso

Una pizca de Pimienta Negra molida

4 rebanadas delgadas de Jamón de Pechuga de Pavo natural

8 hojas de Salvia, lavadas y desinfectadas

½ taza de Harina Integral

2 cucharadas de Mantequilla sin sal

1 cucharada de Aceite de Oliva

¼ de taza de Vino Tinto

¼ de taza de caldo de Pollo reducido en grasa

1 Limón Amarillo, en cuartos

Preparación

Aumenta el sabor del pollo con pimienta y envuelve una rebanada de jamón en la mitad de cada pechuga.

Coloca dos hojas de salvia sobre cada una y cubre cada pechuga con plástico auto-adherible.

Aplana ligeramente las pechugas con ayuda de un rodillo.

Déjalas con 1cm de grosor y permite que las hojas y el jamón se incrusten en el pollo.

Pon la harina en un plato extendido, pasa las pechugas y cúbrelas con una capa ligera.

Calienta la mitad de la mantequilla junto con el aceite en un sartén.

Cocina el pollo de 3 a 5minutos de cada lado hasta que dore y esté bien cocinado al centro. Retira del sartén y reserva caliente.

Desglasa el sartén agregando el vino junto con el caldo de pollo; raspa el fondo con una pala de madera para despegar todo el sabor.

Agrega el resto de la mantequilla cuando los líquidos empiecen a hervir y deja cocinar hasta espesar y reducir. Sirve el pollo con esta salsa y disfruta con limón amarillo.

Beneficios

La salvia estimula la eliminación del exceso de azúcar en la sangre. A consecuencia de ello, se utiliza como una planta reguladora de los niveles de azúcar en la sangre. También se utiliza para controlar dolores estomacales diversos, como por ejemplo cólicos estomacales, diarreas, etc., por el efecto antiespasmódico que produce la salvia.

Se pueden minimizar los síntomas antes (síndrome premenstrual) y durante la menstruación si se consume esta planta regularmente. Un consumo habitual de hojas de salvia, corrigen la irritabilidad, la hinchazón y los dolores de cabeza durante estos períodos.

El consumo de salvia tiene un efecto estimulante en el sistema nervioso central, por lo que es conveniente utilizarla para casos de agotamiento mental, cansancio, apatía, etc.

Un efecto curioso de la salvia es el efecto que causa en la sudoración. Un consumo regular de esta planta, reduce los niveles de sudoración, y disminuye el mal olor del sudor.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Artículos Relacionados